Mascarillas caseras para cada tipo de pelo - NIVEA

Mascarillas caseras para el pelo

Uno de los problemas más comunes en el pelo es la falta de hidratación. Un inconveniente estético que muchas personas tratan de solucionar recurriendo a las mascarillas caseras para el pelo. Una manera sencilla, barata y eficaz de salir al paso de una melena carente de brillo. 

Si no sabes cómo prepararla en casa, aquí andamos rebosantes de buenas ideas y trucos que estaremos encantados de que nos copies. Así que toma nota y no olvides probarlas en casa. Por cierto, un gorro de ducha te vendrá de perlas para aplicarte tus mascarillas, así que no olvides hacerte con uno.

Una mascarilla casera para cada tipo de pelo

Aceite de oliva, aguacate, miel, huevos… El panorama de posibles ingredientes para realizar una mascarilla en casa con buenos resultados y un ínfimo gasto es bastante amplio. Por supuesto, no todos tenemos el mismo tipo de pelo y conviene que apliquemos uno u otro producto en función de sus características. Vamos a analizar todas las opciones.

Mascarillas caseras para pelo seco

Si tu pelo está seco, quizás puedas hacer algo al respecto echando un vistazo a los armarios de tu cocina. De hecho, solo necesitarás ingredientes tan básicos como la miel, cuya composición nos permitirá limpiar el cuero cabelludo, además de proporcionar brillo y suavidad a la melena, o el huevo, que posee propiedades nutritivas e hidratantes.

Así que toma nota de las cantidades precisas para esta mascarilla casera para pelo seco:

  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de miel

Removemos ambos ingredientes en un recipiente hasta que la masa presente una textura uniforme y espesa. Humedecemos el pelo con agua y la aplicamos en el cabello. La dejamos que actúe durante unos 30 o 40 minutos y, a continuación, nos lavamos con el champú. 

Seguramente con un solo lavado ya notarás una mejora en su aspecto, pero conviene ser disciplinado y repetir dos o incluso tres veces a la semana. 

Para el cabello dañado

En muchas ocasiones, nuestro pelo parece que está pidiendo a gritos una mascarilla. ¿Y qué hacer? Pues sencillo, nos plantamos en la cocina y empezamos a elaborar una. En concreto, necesitaremos un aguacate maduro, una yema de huevo y una cucharada de aceite de almendras. Este último ingrediente reparará el cabello y las puntas abiertas. Por su parte, el aguacate te ayudará a ganar hidratación, mientras que el aceite de almendras es el emoliente perfecto que, de paso, te aportará proteínas y vitaminas A, B y E. Todas ellas proporcionarán un extraordinario brillo al cabello y mantendrán a raya la sequedad.

Mezcla todos estos ingredientes hasta obtener una masa homogénea. A continuación, la aplicas sobre el cabello y tras aguardar quince minutos, solo tendrás que aclararlo con agua tibia. 

Recuerda que deberás hacerlo con el cabello seco, de medias a puntas. Ciertos trucos como taparlo con papel de aluminio y usar el secador ayudarán a que el producto penetre adecuadamente. 

No esperes que con una sola aplicación esta mascarilla casera para pelo dañado obre milagros. Necesitas constancia y repetir la operación con regularidad.

Prepara tu mascarilla para el pelo encrespado

El pelo encrespado es un duro caballo de batalla pues a nadie le gusta su aspecto y tampoco la dificultad añadida que nos plantea peinarlo, ya que es propenso a los enredos. También la falta de brillo es un inconveniente que prácticamente a diario sufre esta clase de pelo. Por suerte, en la cocina tenemos todo lo necesario para solucionar este pequeño quebradero de cabeza. ¿Qué necesitas? Pues muy poca cosa para hacer una de estas mascarillas caseras para pelo encrespado:

  • 1 yogur natural
  • 1 una clara de huevo
  • 1 limón exprimido

Una vez más, lo mezclamos todo hasta conseguir una textura suave. Lo aplicamos desde la raíz hasta las puntas, aunque también puedes aplicarlo únicamente en las puntas. Tras treinta minutos de espera ya podrás aclararte con agua y lavar con champú.

¿Y para el pelo teñido?

Una vez más el plátano se revela como un producto ideal para ayudar al pelo teñido a recuperar su brillo y espectacularidad.

Empieza triturando esta fruta, agrega dos cucharadas de aceite de oliva y mézclalo todo hasta que su aspecto sea homogéneo. Lo aplicas de la raíz a las puntas y espera durante quince minutos. Después aclara con agua y lávalo con tu champú. 

Podrás usar esta receta de mascarilla casera para pelo teñido cuantas veces quieras. Pero lo recomendable es una vez por semana. 

Como has podido comprobar, tu cocina puede convertirse en el mejor laboratorio de belleza. De modo que sácale partido y no dudes en ponerte el delantal para cocinar mascarillas. Por cierto, ¿sabías que nuestra mundialmente conocida como crema de la lata azul es también ideal para utilizarla como mascarilla capilar? Aplícala de medios a puntas, déjala actuar algunas horas y después lávate el pelo con un champú micelar, como NIVEA Champú Micelar Reparador. Te encantará el resultado.

También para pelo graso 

Y sí, también tenemos ideas para mascarillas caseras para combatir el pelo graso. Por lo tanto, echa mano de la miel, un plátano y aceite de almendras. Para prepararla, machacas la fruta, añades tres cucharadas de miel y finalmente incorporas treinta gotas del aceite.

Una vez aplicada sobre tu melena, sé paciente durante treinta minutos y luego enjuaga. Recuerda lavarlo también con champú y ¡a disfrutar de sus sorprendentes resultados!