¿Qué son las pecas?

¿Qué son las pecas? Soluciones para evitar que salgan más

¿QUÉ SON LAS PECAS?

Las pecas son manchas planas y redondeadas que se concentran en el rostro, las mejillas o la nariz, e incluso en nuestros hombros o espalda, surgen en gran medida por la exposición al sol. ¿Sabías que en realidad su nombre técnico es ‘efélide’? Quizás tu rostro esté totalmente cubierto de pecas o simplemente te asomen unas pequeñas y solitarias pecas. Aunque hay personas que las adoran, otras las consideran antiestéticas. 

Vamos a conocerlas un poco más en este artículo y, además, te ayudaremos a prevenir la aparición de pecas, en el caso de que no te gusten.

 

¿Por qué salen las pecas?

Las pecas son más habituales en aquellas personas de piel blanca, clara y cabello rubio o pelirrojo, conocidas como personas pecosas. Sin duda, las pecas son un claro síntoma de que la piel de una persona es más sensible al sol y que, por lo tanto, debe extremar los cuidados. Pero también hay otros factores que pueden influir en su aparición y predisponernos a su desarrollo. Así, podemos citar los siguientes:

  • Las sesiones de rayos UVA.
  • Cambios hormonales.
  • Causas genéticas.

Estas lesiones benignas (generalmente) de la piel suelen ir apareciendo con el tiempo y es posible apreciarlas en niños a partir del año o dos años de edad cuando comienzan a exponerse al sol mediante paseos o con motivo de los juegos al aire libre sobre todo si tienen la piel blanca y clara. Las pecas tienen la particularidad de acentuarse en verano y tender a desaparecer en el invierno. Aunque con el paso de los años y ya en la edad adulta se convierten en persistentes y se denominan lentigos. Por cierto, ya te adelantamos que la mayoría de las pecas son lesiones benignas y únicamente en ocasiones muy raras se malignizan.

Tipos de pecas

Podemos hablar de dos tipos de pecas. En concreto, son las siguientes:

  • Pecas simples: presentan un aspecto redondeado y de pequeño tamaño.
  • Pecas por quemadura solar: suelen ser más oscuras, de bordes irregulares y de tamaño algo mayor que las anteriores. Se observan especialmente por la zona de la espalda y los hombros, en estos casos las pecas son persistentes y se denominan lentigos

Cómo prevenir la aparición de pecas

Para prevenir la aparición de pecas es clave una adecuada protección solar en las zonas más expuestas, desde la infancia, como la manera más eficaz de evitar este pigmento de la piel.

Por lo tanto, debemos optar por aplicar una adecuada protección solar para cualquier actividad que se vaya a celebrar al aire libre y que entrañe una exposición al sol.

En NIVEA contamos con un amplio surtido de productos solares para que escojas el que más se adecúe a tus gusto y necesidades. Elige el tuyo y mantén a raya las pecas si has decidido que estas no te gustan lo más mínimo o si quieres proteger la piel de los pequeños de la casa.

 

Fuentes consultadas:

dermatóloga

Contenido validado por

Dra. María Agustina Segurado

Especialista en Dermatología

productos NIVEA SUN