cuidar-piel-axilas

Cómo cuidar e hidratar las axilas irritadas

Consejos para evitar la irritación de las axilas

Todas tenemos nuestras rutinas de cuidado diario. Dependen de nuestro estilo de vida y horarios, pero en todas siempre cuidamos de nuestro rostro, cabello, y la piel de nuestro cuerpo (piernas, brazos, glúteos, abdomen...) pero y ¿qué ocurre con nuestras axilas? ¿Te has planteado alguna vez cómo hidratar las axilas? O ¿por qué tenemos a veces las axilas irritadas? Todo lo que te interesa saber lo encontrarás en nuestro artículo.

TUS AXILAS NECESITAN UN CUIDADO ESPECIAL

La delgada piel de la axila es sensible y cuidar de ella correctamente puede ser todo un reto porque en caso de no hacerlo puede que tengas alguna molestica en la zona que sea consecuencia de unas axilas irritadas. La zona de la piel de la axila realmente necesita una rutina de cuidado para conseguir, no sólo una piel suave y lisa con una crema para axilas para evitar unas axilas irritadas.

DEPILA LAS AXILAS DE LA MEJOR MANERA

La técnica de depilación correcta elimina el vello y previene la irritación de la zona de la axila. Recuerda que el vello de tu axila puede crecer en varias direcciones, lo que significa que tienes que depilar desde todos los ángulos. Asegúrate de que usas una cuchilla nueva, cámbiala cada pocas semanas para conseguir no sólo una depilación suave en todas las zonas de la axila, sino combatir unas axilas irritadas. CONSEJO: depílate en la ducha, ya que el agua caliente y el calor puede abrir tus poros y la crema para depilar o el gel de ducha puede suavizar el vello de las axilas. Los resultados: menos irritación y una depilación más eficaz de la delicada piel de la axila.

DESPUÉS DE LA DEPILACIÓN

La axila de una mujer es una zona delicada. Aplicarse desodorante u otros productos después de la depilación pueden irritar provocando rojeces, irritación en la zona e incluso dolor en la axila. Por eso, para prevenir las axilas irritadas espera diez minutos antes de aplicarte el desodorante, o depílate antes de ir a la cama y deja que tu piel se recupere durante toda la noche así no tendrás que recurrir a una crema para axilas irritadas.

EXFOLIACIÓN SEMANAL PARA LA PIEL DE TUS AXILAS

Nuestras axilas almacenan pieles muertas y residuos como lo hace el resto de nuestro cuerpo. Por ello, para sentirlas lisas y suaves, nuestra axila necesita un cuidado especial. Una suave exfoliación una vez por semana para retirar las impurezas puede prevenir el crecimiento de vello encarnado y las axilas irritadas, preparando la piel para la depilación diaria. Para exfoliar la piel de la axila, utiliza un limpiador exfoliante que sea suave, aplícalo con una esponja, una toallita, o con tu mano y acláralo con agua caliente.

CÓMO HIDRATAR LAS AXILAS

La piel de tu axila se seca con facilidad por eso necesitas mantenerla hidratada y mimar la piel de esta zona de la misma manera que mimas el resto de tu cuerpo con alguna crema hidratante corporal que se adapte a las necesidades de tu piel y que hayas probado previamente en otras zonas de tu cuerpo para evitar cualquier tipo de reacción que pueda generar unas axilas irritadas. Sin embargo, si ya es tarde y buscas una crema para las axilas irritadas, quizás puedas probar con alguna crema hidratante enriquecida con Aloe Vera o incluso algún After Sun con efecto calmante y regenerador que proporcione un alivio inmediato.

CONSEJO: hidrata tus axilas por la tarde y repite el ritual de hidratación de las axilas, más aún si tienes las axilas irritadas, antes de irte a dormir para que la crema para las axilas irritadas haga efecto durante toda la noche.

EL DESODORANTE ADECUADO PARA LA DELICADA PIEL DE TUS AXILAS

La mayoría de mujeres, utiliza productos especiales para su cabello, rostro, y cuerpo, pero se olvidan totalmente de sus axilas. Como cualquier otra parte delicada del cuerpo necesitan cuidado, pues un mal desodorante puede provocar incluso dolor en las axilas. El desodorante Protege & Cuida Spray es el desodorante de NIVEA que más te cuida. Te ofrece máxima protección frente a la sudoración excesiva y el olor corporal, mientras cuida de la delicada piel de las axilas. Crea una agradable sensación de piel suave y la comodidad de notar tus axilas secas. Incorporar NIVEA Protege & Cuida a tu rutina de cuidado es la mejor opción para unas axilas cuidadas y la máxima protección. También puedes encontrarlo en formato roll-on.