Pies secos y agrietados: causas y soluciones

Pies secos y agrietados: causas y soluciones

Sin duda, los pies secos y agrietados constituyen un duro contrincante que en verano se vuelve incluso más feroz con unos talones agrietados que demandan constantes cuidados. Si te has propuesto a batir a tan intimidante enemigo, en este artículo te proporcionamos las claves para conseguir hidratar los pies secos y presumir de talones en verano o en cualquier momento del año.

Pero antes de empezar ¿sabías que la epidermis de la zona del talón puede ser hasta cincuenta veces más gruesa que la del rostro? Por este motivo, resulta tan difícil cuidarla y conseguir un óptimo estado de hidratación. Y es importante que sepas que descuidar esta área del cuerpo no es sólo un mero problema estético, sino que también puede provocar lesiones en la piel que pueden ocasionar incomodidad al caminar e incluso llegar a alterar, nuestra pisada. De modo que coge el toro por los cuernos y presta atención a estos consejos.


Personas con predisposición a los pies agrietados

No podemos olvidar que los pies agrietados y secos es algo que nos puede suceder a cualquier persona, pero si bien es cierto son más habituales en personas que padezcan alguna enfermedad metabólica como la diabetes. Otros grupos de población proclives a sufrir este problema son los siguientes:

  • Personas con deficiencia de vitaminas.
  • Quienes presenten piel atópica.
  • Los enfermos de psoriasis.
  • En casos de hipotiroidismo.
  • Pacientes con obesidad y sobrepeso.
  • Las embarazadas pues la piel se reseca con facilidad.
  • Los fumadores.

Por lo tanto, aunque es algo que debemos cuidar siempre, estos perfiles deben extremar los cuidados y permanecer ojo avizor a lo que sucede en sus pies.


Cómo hidratar los pies secos paso a paso

Con estos consejos lograrás cuidar tus pies y dejarlos en perfecto estado de revista. Eso sí, requieren constancia y que no faltes ni un día a la cita:

  • Aplicar cremas de manera frecuente y casi diaria es fundamental para evitar males mayores. El momento óptimo para hacerlo es antes de acostarnos. Pero antes de meterte en la cama, conviene aguardar unos minutos para que la crema pueda ser absorbida correctamente.
  • Exfolia tus pies dos o tres veces a la semana. Pues aprovechar el momento posterior al baño para llevar a cabo este ritual o cuando te estés lavando el pelo ya que al tener los pies en remojo será más fácil realizar este ritual.
  • Huye de los baños calientes y prolongados pues son el método más eficaz para deshidratar la piel de los pies.
  • Si llegas tarde y la piel de los talones o en alguna zona adicional de la planta del pie se muestre muy agrietada, puedes potenciar el efecto de la crema envolviendo el pie en un plástico film de cocina o hacer una mascarilla casera para pies. Este truco te ayudará en esos momentos en los que experimentes un caso severo de sequedad.

Como ya mencionamos, la piel de los pies reúne ciertas particularidades, como su grosor, que nos obligan a usar productos altamente hidratantes que te ayudarán a mejorar el aspecto de esta área del cuerpo.

En este sentido, si no tienes candidatos, te proponemos los siguientes. Seguramente en nuestra lista encontrarás la crema ideal para cuidar tus pies secos y conseguir que recuperen toda su suavidad:

  • NIVEA Creme: nuestra querida lata azul, una crema universal todoterreno que ofrece una gran cantidad de usos entre los que podemos encontrar el cuidado de los pies.
  • NIVEA Repara & Cuida Crema Corporal: una crema especialmente diseñada para la piel extra-seca que proporciona una hidratación imbatible –y durante 72 horas– debido a una fórmula infusionada con Serum de hidratación profunda, Dexpantenol y Urea
  • NIVEA Crema de manos Cuidado Intensivo: todo un despliegue de hidratación gracias a su fórmula enriquecida con aceite de almendras ideal para la piel seca. No desconfíes por el hecho de ser una crema destinada al cuidado de las manos, pues quizás no sepas que la piel de los pies y las palmas de nuestras manos presentan unas características similares.


Cómo prevenir la sequedad en los pies

Por último, te animamos a incidir en una serie de aspectos que normalmente pasan inadvertidos; si los sigues, podrás prevenir los problemas cutáneos en los pies:

  • Recuerda emplear un calzado adecuado que no apriete demasiado, pero que tampoco peque de holgado.
  • Presta atención a detalles como el tipo de calcetín empleado que ha de ser de algodón y sin costuras.
  • Andar descalzo, aunque es una imagen bucólica del verano, no resulta muy adecuado para evitar que la piel de nuestros pies se reseque, ya que aumentamos los puntos de fricción sobre la piel de los pies y, en suma, si abusamos de esta costumbre, termina derivando en durezas en los pies y potenciales grietas si no aplicamos los cuidados adecuados.

Así que no hay excusas para sufrir unos pies agrietados, ¿no te parece? Con estas recomendaciones será difícil que no te sientas orgullosa día sí y día también del aspecto de tus pies y estés deseando que llegue el buen tiempo para lucirlos con tus sandalias favoritas.

cremas pies secos