nivea-proteger-destacado

PROTEGE tu piel. CUIDA la playa.

¿CÓMO TE PROTEGE NIVEA SUN DE LOS RAYOS UV?

Aprende cómo funciona su protección

por-que-necesito-crema-solar

¿Por qué necesitas protección UV?


Descubre los potenciales peligros de los rayos UV

QUEMADURAS SOLARES

Los rayos del sol son generalmente beneficiosos para el organismo. Promueven la producción de serotonina, la hormona de la felicidad, así que podemos decir que el sol nos hace felices. Pero los rayos UV también pueden penetrar en la epidermis, la capa más superficial de la piel, y son también responsables de las dolorosas quemaduras.


sol-y-persona

¿Por qué necesitas protección UV?


Descubre los potenciales peligros de los rayos UV

DAÑOS EN LA PIEL

Los rayos solares proporcionan un brillo bonito a nuestra piel y estimulan la producción de vitamina D en nuestro organismo, lo que es particularmente importante para la estabilidad de los huesos y para nuestra salud en general. Pero debido a los riesgos de los rayos UV, deberías tomar precauciones, ya que, debido a sus altos niveles de energía, los rayos UVB pueden dañar de forma directa el ADN de tus células, lo que puede derivar en daños para tu piel.

protección-uv-completa

¿Por qué necesitas protección UV?


Descubre los potenciales peligros de los rayos UV

ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL

Los rayos UVA penetran la piel de forma más profunda hasta alcanzar la dermis. Aunque normalmente no nos damos cuenta de ellos porque no causan dolor, los rayos UVA forman radicales libres capaces de dañar las células y el ADN. Las principales consecuencias de esto son las alergias solares y el envejecimiento de la piel: alrededor del 80% de las arrugas son causadas por la luz UVA.


LOS RAYOS UV Y LA CIENCIA

Aprende la diferencia entre filtros minerales y orgánicos
reflejo-del-sol

PROTECCIÓN UV COMPLETA

Los rayos UVB no solo estimulan la producción de melanina en la piel y nos broncean, sino que también son los responsables de las quemaduras solares. Los rayos UVA, en cambio, suelen pasar desapercibidos porque su efecto no es doloroso, pero pueden desencadenar alergias solares y acelerar el envejecimiento de la piel. NIVEA SUN selecciona una mezcla equilibrada de filtros UV para cada uno de sus productos.

FILTROS ORGÁNICOS

Hay filtros UV orgánicos cuyo mecanismo de protección consiste en absorber la radiación UV. En este caso, la dañina radiación UV es transformada en calor inofensivo. Para alcanzar una alta protección frente a la radiación UVA y UVB se combinan diferentes filtros UV. 

echarse-crema-solar-en-la-espalda

Cómo asegurar que ninguna parte quede sin cubrir

Algunas zonas del cuerpo, como la espalda, pueden suponer un desafío… Pide ayuda a tu familia o a tus amigos para cubrir tu cuerpo por completo. Seguro que no les importa - ¡siempre que les devuelvas el favor!

Tu protector solar se desgasta a lo largo del día

- Sudoración excesiva: ya estés descansando o haciendo running, el sudor afecta a tu protector solar a lo largo del día
- Nadar: incluso si tu protector solar es resistente al agua, debes reaplicarlo con regularidad.
- Secarte con una toalla: cuando te secas, también puedes retirar parte de la protección.
- Ropa ajustada: utiliza ropa holgada para evitar que el protector solar se transfiera a tus prendas.

FILTROS UV MINERALES

NIVEA SUN emplea filtros UV minerales como el Dióxido de Titanio en sus productos de protección solar. Los filtros UV minerales reflejan los rayos alejándolos de la piel, como si fueran pequeños espejos.

¿Cómo debes aplicar un protector solar?

1.  Asegúrate de que usas la cantidad suficiente: para un adulto lo recomendado es utilizar 30 ml (2-3 cucharadas) en cada aplicación.
2. Aplica primero el protector solar en las principales partes del cuerpo: cada brazo, cada pierna, el pecho, el abdomen, la espalda, el rostro, el cuello y el escote.
3. Distribuye el protector solar de forma uniforme sobre tu piel. ¡No te dejes nada por cubrir!
4. Deja que se absorba por completo antes de vestirte.
5. Te recomendamos reaplicar el protector solar al menos cada dos horas, especialmente después de nadar, de secarte con la toalla o de jugar en la arena, ya que estas actividades quitan parcialmente el protector solar, lo que acorta el tiempo de protección.
6. No olvides proteger las llamadas "terrazas solares", en las que el sol incide de pleno. Estan son: nariz, orejas, hombros y pies. No olvides cubrir estas áreas con suficiente crema solar.