Masaje para tu belleza interior

Masaje: acaricia tu belleza interior

Los masajes producen beneficios visibles.
El masaje lleva siendo un método para relajarse y aliviar el estrés desde hace cientos de años. Elige entre un masaje de cabeza y cuello, un masaje podal ayurvédico o un masaje en pareja: verás cómo se restablece tu equilibrio interior.

Masajes: relajación profunda para tener energías renovadas

Un masaje facial estimula la circulación y, puede mejorar la firmeza de la piel dejándola radiante. Cierra los ojos, relájate y verás como además de verte mejor por fuera, también te sientes mejor por dentro.

Cuídate por dentro y por fuera: hazte un masaje facial.

Un masaje facial estimula la circulación y, puede mejorar la firmeza de la piel dejándola radiante. Cierra los ojos, relájate y verás como además de verte mejor por fuera, también te sientes mejor por dentro.

Masajes: de lo clásico a lo exótico

  • El clásico masaje de cabeza y cuello es especialmente popular; y no sin razón. Si sueles experimentar tensión, trabajas mucho delante del ordenador y padeces dolores de cabeza frecuentes, sería muy recomendable que te hicieras uno.
  • Los masajes con piedras calientes relajan tus músculos suavemente, ya que el calor tiene un afecto calmante muy beneficioso.
  • Los masajes ayurvédicos con aceites esenciales no solo tienen un efecto relajante, sino que también son hidratantes. Es posible hacerse un masaje corporal completo o solo en los pies.
  • El masaje shiatsu estimula el flujo de energía en el cuerpo. Este masaje de puntos de presión específicos libera bloqueos y refuerza el sistema inmunitario.
  • Un masaje corporal entero relaja el cuerpo al completo, de los hombros a los pies, y permite que todo vuelva a fluir. 
  • Y los masajes faciales también son enormemente populares. Permiten que tus músculos faciales se relajen, de modo que tu tez se vuelve rosada y radiante.

Déjate llevar: energías renovadas gracias a la relajación.

Un masaje no solo le hace bien a tu cuerpo, sino también a tu alma. Una relajación profunda tiene como consecuencia un mayor equilibrio en tu vida diaria, además de ayudarte a renovar tu energía enfrentándote con más fuerza al ritmo diario.

¿Qué es el Ayurveda?

El Ayurveda es un método curativo tradicional indio; uno de los tratamientos médicos más antiguos del mundo. Este enfoque holístico e integral equilibra cuerpo y espíritu mejorando la salud de todo el cuerpo. El masaje ayurvédico es una introducción ideal muy suave y tremendamente beneficiosa. En los masajes ayurvédicos de pies, el objetivo son los puntos de presión de las pantorrillas y los pies, con el fin de aportar nueva energía a todo el cuerpo. Te sentirás más relajada, en equilibrio y llena de vitalidad.

Masaje ayurvédico: el poder de los aceites

Muchas aplicaciones ayurvédicas se llevan a cabo con aceites templados y aromáticos. El aceite penetra en la piel mediante el masaje, mientras los músculos se van relajando. El efecto secundario es también muy positivo: piel increíblemente suave y bonita.

Perfecto para relajarse: una ducha o un baño relajante

Disfrutad juntos: masaje en pareja

Encontrad el equilibrio juntos

Quienes están en armonía interior irradian este equilibrio al mundo exterior y se ven más guapos porque la felicidad también te embellece. Así que ¿por qué no os hacéis un masaje en pareja? Este tipo de masaje os ayudará a relajaros juntos, además de pasar un tiempo reconstituyente. Podéis optar por una experiencia completa combinando una sesión de spa y masaje, así conseguís un dos en uno: relajaros y poneros al día relajadamente. Nuestro consejo: una cena romántica tras un masaje es un magnífico colofón a vuestro día de cuidados culminando vuestra experiencia equilibrante.
Te recomendamos