Crema de día Header

Ama tu piel: consejos sobre cremas de día

No hay segunda oportunidad para causar una primera impresión
Tu cara es el reflejo de tu personalidad. Consigue un aspecto fresco durante todo el día gracias a tu rutina de cuidado personal. Porque una cara radiante abre puertas.

Tu rutina de cuidado por la mañana

En la vida de una mujer, cada día es diferente al anterior y cada uno tiene su propio ritmo. Por ello, tu piel merece una rutina de cuidado constante. Reserva tiempo para hacerla, sobre todo por la mañana, aunque vayas con el tiempo más justo, ya que tu piel necesita hidratarse y protegerse de los agentes externos a lo largo de todo el día.

Limpieza a la japonesa: doble limpieza facial

Las mujeres japonesas adoran la espuma para limpiar el rostro, ya que limpia en profundidad de una forma extremadamente delicada. Se hace así: primero hay que humedecer la malla con agua. A continuación, aplica un poco de limpiador sobre ella. 

Amásalo y apriétalo bien contra la malla. Ahora, la espuma debería asomar entre los agujeros de la malla. Retira la espuma sobrante y limpia tu piel minuciosamente con ella. Por cierto, puedes lograr un efecto similar utilizando NIVEA Aqua Effect Mousse Limpiador Refrescante.

Cuidados previos a la rutina de cuidado: limpiar y tonificar

Limpiar la piel es siempre el primer paso en cualquier rutina de cuidado facial. Por la mañana también, ya que la piel se regenera durante la noche y deben eliminarse completamente las  capas de células  muertas, pues solo así los elementos nutritivos de la crema de día podrán conseguir todo su efecto. Hay diversos productos para realizar el ritual de limpieza facial que se diferencian por la forma de  aplicación. Así hay personas que preferien utilizar productos en seco (se aplican y retiran con un pañuelo, toallita o algodón) como la leche limpiadora y hay personas que prefieren, en cambio, productos al agua como NIVEA Gel Limpiador Refrescante al Agua.

Después de la limpieza, el segundo paso es la tonificación. Vierte un poco de tónico en un disco de algodón. El tónico eliminará los restos del limpiador y preparará tu piel para el siguiente paso en tu ritual de cuidado facial: hidratación. Puedes completar este proceso incluyendo un Serum en tu ritual de cuidado facial. Pero recuerda aplicarlo antes de tu crema de día y/o de noche.

El limpiador facial correcto para todo tipo de piel

Guía de Cuidados Faciales de NIVEA: cómo realizar correctamente una limpieza facial. ¡Descúbrelo ahora!

Cómo empezar el día con un aspecto radiante

  1. Limpiar
  2. Tonificar
  3. Cuidar los ojos
  4. Serum
  5. Crema de día

Cuidados perfectos de día y de noche

Un cuidado facial correcto cuida la piel las 24 horas del día. Todo lo que necesitas es un contorno de ojos, una crema de día y una crema de noche que sean adecuadas para tu tipo de piel.

Aplica el contorno de ojos con suavidad dando ligeros toquecitos

El contorno de ojos previene las líneas de expresión y arrugas causadas por la sequedad y el envejecimiento. Debes aplicar el contorno de ojos  dando ligeros toques alrededor del párpado inferior con el dedo anular. Comienza debajo del lagrimal y avanza hacia el exterior del ojo.

Empieza el día prestando atención a tu piel

Cada día supone un desafío para tu piel. Por ello, necesita mucha protección e hidratación. Cuanto más conscientemente organices tu rutina, más relajada y equilibrada será. Para encontrar la mejor crema de día, necesitas saber qué tipo de piel tienes y cómo son las distintas zonas de tu piel. La zona que rodea los ojos es un caso muy especial: la piel es extremadamente fina y está muy fatigada de parpadear o frotarte los ojos. 

¿Y si tu piel está cansada y lívida? Muy fácil: usa una crema de día con color como *BB-Cream 5-in-1* de NIVEA. Tiene una suave pigmentación que se adapta al tono natural de tu piel y le proporciona frescor e hidratación. ¿Pasas mucho tiempo al aire libre durante el día? Pues usa una crema de día con factor de protección solar. Así, protegerás tu piel del sol y prevendrás el envejecimiento causado por la luz solar.

cremas de día para todo tipo de piel 

La hidratación depende de tu tipo de piel

Para poder encontrar la crema de día más apropiada para ti es importante saber qué tipo de piel tienes. Y esto no siempre es fácil de determinar. Cada piel es distinta y cambia con el tiempo. No obstante, la piel se puede clasificar en cinco grandes tipos. Descubre qué tipo de piel tienes y la mejor crema de día para cuidarla.

Dormir embellece

Tu piel tiene su propio biorritmo diurno y nocturno. De día necesita protección e hidratación, mientras que de noche necesita refuerzos para llevar a cabo su proceso natural de regeneración. Por lo tanto, las cremas de día y de noche deben complementarse a la perfección. Como durante la noche la piel trabaja a toda máquina para regenerarse, las cremas de noche son más hidratantes y especialmente ricas en ingredientes activos. 

A diferencia de las cremas de día, las cremas de noche no contienen protección solar. Por ello, no deberías usar una crema de día por la noche ya que no necesitas protección solar para dormir. Aplica siempre la crema de noche con tanto cuidado y precisión como la crema de día. Para más información acerca de la crema de noche más adecuada, haz clic aquí.

Para pieles maduras: cremas antienvejecimiento

Pasados los 30 comienzan a disminuir componentes activos de la piel como el colágeno y el ácido hialurónico. Además, a tu piel le cuesta más que antes almacenar hidratación. El resultado es que tu piel pierde su volumen.

Piel firme

Ejercicio estricto para la piel

¿Quién no querría tener una piel joven y tersa? Tu piel permanecerá tersa más tiempo o envejecerá más rápido en función de tu predisposición genética, tu alimentación y tu estilo de vida. Sin embargo, cuidar tu piel atenta y sistemáticamente puede reducir los signos del envejecimiento considerablemente. A medida que pasan los años, cada vez es más importante estimular tu piel con una crema antienvejecimiento especial. 

En los productos con coenzima Q10, los agentes activos de la piel como la coenzima Q10 ayudan a la piel a regenerarse por sí misma. La fórmula especial con ácido hialurónico y extracto de magnolia de *NIVEA Gama Cellular Anti-Age* también acelera la renovación celular y la regeneración de la piel. Solo con aplicar tus productos antienvejecimiento puedes combatir las arrugas si los aplicas en todas las zonas. Para más información acerca de cómo cuidar la piel madura, haz clic aquí.
Te recomendamos