Imagen

La meditación repone tus niveles de energía

Realizar descansos breves y relajantes en tu rutina diaria también contribuye a mejorar el aspecto de tu piel. Así que, cuando el día comience a ponerse frenético, echa el freno por un momento y relájate.