Descubre NIVEA

Estoy buscando información sobre productos destinados a

como-tratar-las-quemaduras-solares-header

Cómo tratar una quemadura solar

Todo lo que necesitas saber para tratar las quemaduras provocadas por los rayos UVA del sol

Las quemaduras solares pueden ser muy dolorosas y, si no se tratan adecuadamente pueden dejar efectos indeseables en la piel. Estos son algunos consejos para prevenir y tratar de manera correcta las quemaduras del sol.

La importancia de usar protección solar

Llevar protección solar con un buen FPS es vital sobre todo durante los meses de verano para proteger la piel y prevenir su envejecimiento prematuro. Pero no solo deberíamos utilizarla cuando vamos a la playa o a la piscina, sino cuando se vaya a realizar cualquier actividad al aire libre.

¿Por qué es tan importante usar protección solar?

Como dice el dicho: más vale prevenir que curar. En relación con el cuidado de la piel, este dicho no puede ser más cierto. Aplicarse una protección solar antes de salir de casa es una idea mucho más buena que tener que tratar la piel una vez ya se ha quemado tras la exposición a los rayos UVA.

NIVEA SUN Protege e Hidrata no sólo ayuda a prevenir las molestias y picores en la piel como consecuencia de las quemaduras, si no que también previene el envejecimiento prematuro y el riesgo de sufrir cáncer de piel como consecuencia de los rayos UV. Incluso si no te has quemado, la continua exposición solar sin protección, puede derivar en alguna de estas consecuencias.

Con el calentamiento global aumentando cada día, la gente ha empezado a ser consciente de las consecuencias de la exposión prolongada al sol y es momento de empezar a protegerte de las radiaciones solares. Mucha gente piensa que cuando está nublado no están expuestos a los efectos negativos del sol, pero lamentablemente el 90% de los rayos solares atraviesan las nubes y la niebla - ¡así que no dejes de protegerte sea cual sea el tiempo en tu ciudad!

*Leer más acerca de la mejor protección solar según tu tipo de piel aquí.* 

Los rayos ultravioleta pueden causar daños a largo plazo en tu piel

Las cámaras de rayos UV revelan una diferencia enorme entre una piel con protección solar y una sin ella. Incluso cuando no es visible desde el exterior, llevar protección solar te dejará disfrutar tranquila del sol mientras estás protegida.

Palabras bonitas

solar-cita

¿Cuánto tiempo puedes permanecer al sol sin protección solar?

Para unos resultados más óptimos, se recomienda aplicar siempre la protección solar media hora antes de exponer tu piel a los rayos solares. Sin embargo, los productos de NIVEA SUN actúan de forma inmediata. 

La exposición solar también puede ser beneficiosa. Sin embargo, la cantidad de rayos UV que tu piel puede soportar depende de una serie de factores, como la complexión del cuerpo, la genética y el momento del día o el lugar. Normalmente, tu piel sólo puede aguantar segura entre 5 y 30 minutos.

Protegerse no significa renunciar al bronceado

mujer-de-naranja-con-pamela

Aplicarse protección solar es obligatorio cuando estás de vacaciones, pero eso no significa volver a casa como si no hubieras visto el sol. NIVEA SUN Protege & Broncea Aceite en Bruma FP30 te mantiene protegida del sol al mismo tiempo que consigues un bronceado bonito y duradero.

Protección solar: cinco consejos para aplicarlo correctamente

  • Agitar bien antes de usar.
  • Aplicar de forma abundante y a conciencia.
  • Reaplicar durante el día, especialmente después del baño, secado con la toalla o de haber sudado.
  • No olvides las zonas de tu cuerpo más expuestas al sol, como las orejas, la nariz o lo hombros.
  • Pide ayuda a un amigo para aplicar protección solar en aquellas zonas donde no llegues tú mismo.

Prevenir las quemaduras solares - todo sobre el FPS

Asegúrate de usar un FPS adecuado para tu tipo de piel de forma que tenga suficiente protección.

¿Para qué sirve el FPS y cómo funciona?

FPS significa Factor de Protección Solar. Mide hasta qué punto la protección solar es capaz de proteger la piel de las radiaciones solares. Hay múltiples niveles de FPS en el mercado - y aquí te contamos qué significan.

Para hacerlo fácil: calcula los minutos que tu piel puede estar expuesta al sol sin quemarse y multiplícalo por el FPS que marque el producto - el resultado será el número máximo de minutos que estarás protegida de las radiaciones solares. Por ejemplo, si nuestra piel está protegida durante 20 minutos de forma natural, el uso de una protección solar FPS 15 hará que estemos protegidos durante 300 minutos (unas cinco horas).

Es recomendable que reapliques la protección solar cuando sudes, te bañes, te seques o juegues en la playa cada dos horas.

La protección solar de NIVEA SUN como la gama NIVEA SUN Protege e Hidrata tiene una protección que va desde el FPS 15 hasta el FPS 50 - elige el que mejor te proteja según tu tipo de piel.

Por qué ciertas zonas del cuerpo son más propensas a quemarse que otras

mujer-sonriendo

Las zonas que pueden ser particularmente sensibles a los rayos del sol incluyen la cara, el cuello y los hombros, la parte superior de los pies y la raya del pelo. Presta especial atención a la aplicación de protector solar en estas zonas para evitar quemaduras.

¿Qué FPS debería utilizar?

mujer-sonriendo-en-la-playa

El FPS adecuado depende de tu tipo de piel y de cuánto tiempo vayas a pasar expuesta al sol. El FPS 15 puede ser adecuado para un paseo, pero para un día entero en la playa deberías usar un FPS 50+. No importa cuál utilices siempre que recuerdes aplicarlo cada pocas horas de exposición.

La complexión de tu cuerpo y tu genética juegan un papel fundamental

mujer-con-pelo-largo-en-la-playa

Las personas de piel clara con el pelo rubio o pelirrojo suelen ser más propensas a sufrir quemaduras solares en comparación con las personas de tez más oscura. Si tienes dudas sobre la eficacia de tu FPS para tu tipo de piel, intenta mantenerte alejada del sol durante las horas más calientes (de 11 a.m. a 3 p.m.) y elige un FPS alto de 30 o 50.

Tratar las quemaduras solares: qué hacer cuando tu piel se quema

Cómo tratar las quemaduras si el sol te pilla desprotegida y te pones roja.

Qué hacer cuando te das cuenta de que te has quemado

La piel quemada normalmente se vuelve roja, áspera, caliente al tacto y produce picor. Puede ser que la notes áspera desde el principio o unas horas después de haber estado expuesta al sol.

Lo primero que se debe hacer es alejarse del sol para asegurarte de que tu piel no se va a quemar más. La piel probablemente esté seca, así que aplica una buena capa de after sun como NIVEA After Sun Loción Hidratante para ayudar a calmar laz zonas quemadas y contrarrestar la sequedad.

Las quemaduras solares no debería tratarse a la ligera.

Aunque las quemaduras solares por lo general se curan por sí solas en unos pocos días, si son particularmente graves o se combinan con otros síntomas, es importante obtener asistencia médica profesional de inmediato. Esto es particularmente importante si se trata de un bebé o un niño pequeño, ya que tienen la piel muy piel delicada.

Los signos de quemaduras solares severas pueden ser ampollas en la piel, escalofríos, una temperatura muy alta o mareos y náuseas. Estos síntomas también pueden indicar una insolación, que puede ser muy peligrosa si no se trata de inmediato.

Descubre más sobre las causas y los efectos de la insolación aquí.

Cuida de tu piel y ella cuidará de ti

mujer-sonriendo-en-el-sol

Demasiadas quemaduras solares pueden dejar tu piel deshidratada y sin brillo, y sin poder llevar a cabo sus funciones de protección adecuadamente. Para mantener la sensación de bienestar y belleza y suavidad, asegúrate de tomar las medidas adecuadas para evitar las quemaduras solares.

Cómo tratar las quemaduras solares: Algunos consejos rápidos

  • Usa ropa suelta para evitar las rozaduras
  • Asegúrate de cubrir cualquier piel quemada si vuelves a tomar el sol
  • Evita usar jabones o geles de ducha en las áreas afectadas hasta que se hayan curado
  • Bebe mucha agua
  • Mete la loción after sun en la nevera antes de su aplicación para mejorar el efecto calmante en tu piel
  • Si experimentas mucho dolor o desarrolla ampollas, debería ir a ver a un médico