Descubre NIVEA

Estoy buscando información sobre productos destinados a

protector-solar-no-graso-header

Descubre nuestros protectores solares no grasos

Evita esa sensación pegajosa en la piel con la protección solar no grasa

Lo último que quieres es sentir que hay una capa pegajosa sobre tu piel. Descubre qué protectores solares no dejan esa sensación y además protegen tu piel.

La ciencia de la protección solar no grasa

Aprende todo sobre la tecnología detrás de los protectores solares de NIVEA y descubre cómo quitar la crema solar de la ropa

Los expertos en protección solar

NIVEA SUN es experta en el cuidado solar con productos en quienes toda la familia confía.

Tras años de investigación y experiencia, seguimos trabajando para asegurarnos de que nuestros protectores solares estén actualizados con los avances más recientes sobre la protección solar.

Nuestros productos cumplen diversos estándares en protección solar en todo el mundo, incluidos los requisitos de la Union Europea, como la protección contra la radiación UVB y UVA.

Tu seguridad es nuestra prioridad número uno, por eso nuestros protectores solares resistentes al agua proporcionan al menos el 50% del FPS original tras dos baños de 20 minutos, como requiere la Unión Europea.

En NIVEA la ciencia y el cuidado de la piel van de la mano.


Todo sobre la protección UV

rayos-uv-en-la-piel

Para garantizar que tu piel tenga la protección óptima, todas las fórmulas de protección solar NIVEA SUN contienen filtros UV físicos y minerales. Ayudan a evitar que los rayos UVA y UVB dañen tu piel. Cada tipo de filtro trabaja de una forma diferente: los minerales reflejan la radiación, mientras que los filtros físicos la absorben.

Elige un protector solar no graso que se adapte a tu piel

Los protectores solares NIVEA SUN son naturalmente no grasos, por lo que la elección de un protector solar se reduce a encontrar el formato y la fórmula más adecuados a tus necesidades.

Tu formato, tu elección

Elige tu protector solar de acuerdo a lo que tu cuerpo necesita. Desde cremas protectoras refrescantes, hasta sprays y aceites.

Todos nuestros protectores solares, incluidas las cremas con filtro solar como NIVEA SUN Protege & Hidrata Leche Solar FPS 50+ , garantizan una protección inmediata cuando se aplican correctamente.

Los protectores solares en roll on como NIVEA SUN Protege & Hidrata Roll-on Solar Hidratante hacen que la protección solar sea cómoda, rápida y fácil estés donde estés.

Para aquellos que buscan algo refrescante para la playa, NIVEA SUN Protege & Refresca Spray Solar FP 30 proporciona un agradable efecto refrescante, gracias a su fórmula con Mentol.


Fórmula no grasa

mujer-saltando-en-la-playa

Estamos orgullosos de nuestras fórmulas de protección solar no grasas. Además de dejar tu piel suave y sedosa, NIVEA SUN Protege & Refresca Spray Bruma Solar FP30  tiene un efecto refrescante en la piel, perfecto para mantenerte fresco en los días de verano.

Fórmula no pegajosa

mujer-con-bikini-blanco

Existe la idea errónea de que todos los protectores solares dejan tu piel pegajosa. Gracias al formato vaporizador NIVEA SUN Protege & Broncea Aceite en Bruma ofrece una protección inmediata sin dejar la piel pegajosa.

Protección solar refrescante

mujer-jugando-en-el-mar

En esos calurosos días de playa, cuando deseas tener a mano un ventilador, NIVEA SUN Protege & Refresca Spray Solar FPS 30 está a tu disposición para ayudarte. El spray de protección solar proporciona una sensación refrescante inmediata, que regula la temperatura, calma y suaviza la piel.

Protección solar no grasa para pieles sensibles

mujer-sonriendo-con-un-sombrero

Nadie quiere que una erupción en la piel arruine sus vacaciones de verano. Los protectores solares como NIVEA SUN Protect & Sensitive Leche Solar FPS 50  están formulados especialmente para pieles delicadas. La fórmula con aloe vera es suave sin ser grasa o pegajosa.

Lo que debes hacer y lo que no a la hora de aplicar tu protección solar

DEBES:

- Aplicar tu protección solar en loción, spray o aceite antes de exponerte al sol.

- Reaplicar cada dos horas, o más a menudo si sudas.

- Recuerda reaplicar tu protector solar después de bañarte y secarte con la toalla - incluso si es resistente al agua -

 

NO DEBES:

- Olvidarte de aquellas zonas inusuales que también expones al sol, como detrás de las orejas, las aletas de tu nariz o la raíz del cabello.

- Pensar que las áreas de tu piel donde no da el sol directamente están protegidas. Los rayos UV pueden atravesar ciertos materiales, por lo que incluso si llevas camiseta sobre tu bikini, corres riesgo de quemarte.