Imagen

Los niños necesitan una protección especial

No expongas nunca a bebés ni a menores de 3 años a la luz solar directa. Asegúrate de que los niños llevan siempre la cabeza cubierta cuando están expuestos a la luz solar directa.