Imagen

No olvides cubrirte la cabeza.

Cuando estés directamente bajo el sol, es mejor que te cubras la cabeza. Esto es especialmente importante para los niños.