Imagen

Ten cuidado con excederte

Los rayos UVB solo penetran en la epidermis. Son responsables de tu tez bronceada, pero también de quemaduras y cáncer de piel.