Consejos

Consejos sencillos y eficaces para cuidarte cada día

  • No te duches ni te bañes demasiado tiempo con el agua demasiado caliente: 32 grados es más que suficiente. 
  • Limpia tu piel en la ducha con productos desarrollados para la piel muy seca, como NIVEA Natural Oil Gel de Ducha.
  • Hidrata la piel muy seca a diario con una loción corporal. Aplícala en abundancia en zonas especialmente secas, como los codos, las rodillas y las espinillas, y deja que el cuerpo absorba la loción corporal por completo antes de vestirte. 
  • Ponte siempre crema en las manos después de lavártelas. Las cremas de manos con aceite de macadamia se absorben rápido y proporcionan un cuidado intensivo a las pieles muy secas. 
  • Usa humidificadores durante los meses de invierno. La humedad del aire en interiores debería estar, idealmente, entre el 50 y el 70 %.