Descubre NIVEA

Estoy buscando información sobre productos destinados a

Imagen

Mantén la barrera de protección natural de tu piel

Protección de la piel
Si te duchas con mucha frecuencia estarás debilitando tu piel dañando su función de protección natural, esto provocará que sustancias contaminantes y bacterias puedan penetrar más fácilmente en la piel generándose acné o espinillas. Y además perderá hidratación y se volverá seca y áspera.