Descubre NIVEA

Estoy buscando información sobre productos destinados a

piel con imperfecciones

CONSEJOS PARA CUIDAR LAS PIELES CON IMPERFECCIONES Y GRASAS

Las pieles grasas y con imperfecciones tienden a producir más sebo del necesario. Por esta razón necesitan de una atención y un cuidado especiales para reducir los brillos y prevenir la aparición de granos y puntos negros. Aquí encontrarás información, productos y consejos para restablecer el equilibrio natural de la piel grasa y con imperfecciones y ofrecerle el mejor cuidado posible.
6 resultados

Afinar mi búsqueda

Afinar mi búsqueda Cerrar
¿Qué provoca las imperfecciones en la piel?

Entre todos los tipos de piel, la piel con imperfecciones supone el mayor desafío. Si tienes predisposición genética a este tipo de piel será más probable que aparezcan granos y puntos negros, y que la textura de tu piel presente un aspecto irregular y manchas. Las bacterias y una marcada tendencia a inflamarse hacen que se obstruyan los poros (hiperqueratosis) y se formen espinillas o puntos negros. Así se forman los primeros granos. Las condiciones climáticas y el estilo de vida, la falta de oxígeno y una mala alimentación son factores que pueden influir en la aparición de imperfecciones en la piel. En cualquier caso, es importante empezar a tratar las características específicas de este tipo de piel ya desde la juventud. Con una limpieza facial adecuada y los productos de cuidado de NIVEA podrás regular la piel grasa o con imperfecciones y conseguir una piel bella de aspecto uniforme.

La piel con imperfecciones no es solo cosa de jóvenes

El acné es un problema asociado a la pubertad, pero también puede afectar a la piel adulta. Son sobre todo las mujeres las más afectadas por granos y puntos negros. Los cambios hormonales, como los que se producen durante el embarazo o los ciclos menstruales irregulares, pueden provocarlos. Sea cuál sea la causa, se ha comprobado que una rutina diaria de cuidado específicamente diseñada para este tipo de piel reduce la irritación de manera considerable, con la consecuente reducción de granos y puntos negros. Es muy importante hacer una limpieza facial a fondo de manera regular y evitar el uso de productos agresivos como cremas o tónicos no adecuados para este tipo de piel. Siempre que sea posible, deberías elegir tu maquillaje diario teniendo en cuenta las necesidades de tu piel. Esto no solo es válido para las pieles con imperfecciones y grasas, sino también para las pieles sensibles.

Consejos para el cuidado de la piel con imperfecciones

¡Olvídate del exceso de grasa y las imperfecciones! Teniendo en cuenta ciertos detalles podrás disfrutar en poco tiempo de una tez limpia y radiante. Estos consejos te ayudarán a cuidar tu piel de la mejor manera posible: utiliza fluidos hidratantes, geles y cremas a base de agua. Los sérum son productos adicionales muy buenos para combatir el envejecimiento. Procura llevar una dieta sana, rica en ácidos grasos omega 3, verduras y té verde. Reducir el consumo de productos lácteos y carbohidratos simples también puede mejorar el aspecto de tu piel. Evita fumar y consumir alcohol. Reduce el estrés todo lo posible y establece un buen equilibrio entre tu vida personal y laboral. La relación entre la aparición de imperfecciones y el estrés excesivo no ha sido probada científicamente; sin embargo, siempre es bueno para ti y para tu piel intercalar períodos de relajación entre los quehaceres diarios, por ejemplo, un día de spa, una clase de yoga, un baño relajante o una escapada al campo.