piel madura

EL CUIDADO ADECUADO PARA LA PIEL MADURA

La piel cambia con la edad: se vuelve más delicada y requiere mayores cuidados. El cuidado diario de la piel madura puede ayudar a mantenerla bella y radiante. Aquí encontrarás información, productos y consejos para mantener una piel madura bonita y cuidada.
14 resultados

Afinar mi búsqueda

Afinar mi búsqueda Cerrar
Descubre las necesidades de tu piel

La piel madura necesita una mayor hidratación y consistencia. Por eso NIVEA ha creado NIVEA VITAL, una gama de productos específicos para el cuidado de la piel madura. La piel madura se caracteriza por los siguientes rasgos:

– Suele ser seca, ya no es capaz de retener la humedad tan bien
– Pierde volumen y elasticidad y tiene un tono apagado
– Se forman arrugas en torno a los ojos, la boca y la frente

Además, debido a que la pigmentación de la piel se vuelve irregular, suelen aparecer las llamadas manchas de la edad. Estas manchas aparecen sobre todo en el rostro y en las manos. Usados regularmente por la mañana y por la noche, los productos NIVEA VITAL SOJA Anti-Age ayudan a combatir las manchas de pigmentación.

Así protegerás la barrera cutánea

La barrera cutánea es una capa protectora de la piel que se ve afectada por la falta de sebo e hidratación. Existen varias sustancias que apoyan y protegen específicamente la piel madura. En la gama NIVEA VITAL, especialmente creada para pieles maduras, encontrarás muchos de estos ingredientes, como aceites de buena calidad que aseguran un cuidado apropiado de este tipo de piel. En la zona tan delicada del contorno de ojos, es aconsejable aplicar NIVEA VITAL Multi Active Soja Contorno de Ojos antes de la crema de día o de noche. Este producto suaviza las líneas y las arrugas, reafirman la piel, y reduce las ojeras y la hinchazón. El aspecto de tu rostro será mucho más brillante y fresco.

Limpiando adecuadamente la piel madura


No es suficiente con cuidar la piel madura: una limpieza facial adecuada también contribuye a conseguir un aspecto saludable. Un producto de limpieza profunda que nutra e hidrate la piel beneficia más a este tipo de piel que una limpieza superficial con agua. Además, es recomendable no usar cepillos ni lociones que contengan alcohol.