hands holding in a field of long grass

Fabricación de productos sostenibles para el cuidado de la piel

UNA PIEL. UN PLANETA. UN CUIDADO.

FABRICACIÓN DE PRODUCTOS SOSTENIBLES PARA EL CUIDADO DE LA PIEL

Nuestro compromiso con la protección del planeta y de sus comunidades también tiene que ver con la forma de fabricar los productos para el cuidado de la piel en las plantas de producción. Cuando fabricamos los productos NIVEA, nos esforzamos por reducir la huella de CO2, ahorrar energía, generar menos residuos y utilizar el agua potable de forma responsable.

En cuanto a la fabricación de productos sostenibles para el cuidado de la piel, uno de los compromisos fundamentales de NIVEA es disminuir nuestra huella de CO2. Junto con otros gases de efecto invernadero en la atmósfera, el CO2 tiene efectos perjudiciales para el medio ambiente. La cantidad cada vez mayor de estos gases refuerza el efecto invernadero. Dado que ya nos enfrentamos a un aumento crítico de la temperatura global, NIVEA se toma muy en serio su responsabilidad en la mitigación del cambio climático. Esto se refleja en los ambiciosos objetivos climáticos que nos hemos propuesto, en consonancia con la ciencia del clima.

¿Cómo fabrica NIVEA productos sostenibles para el cuidado de la piel?

La energía, las emisiones, el agua y los residuos son los principales factores que se deben tener en cuenta a la hora de gestionar un centro de producción con la máxima sostenibilidad. Guiados por la visión de la producción zero foot-print (con huella cero), trabajamos con esfuerzo en reducir estas cuatro dimensiones.

Desde finales de 2019, todos los centros de producción de NIVEA funcionan con electricidad procedente de fuentes 100 % renovables. Este compromiso ha reducido significativamente nuestras emisiones de CO2 relacionadas con la energía. No obstante, vamos a intentar disminuir aún más nuestras emisiones de CO2 con el objetivo general de lograr operaciones climáticamente neutras para 2030.

En NIVEA, tenemos los compromisos de evitar residuos para ahorrar recursos y de trabajar por un medio ambiente más limpio. Para 2025, pretendemos haber rebajado aproximadamente un tercio el volumen de residuos de nuestras plantas de producción.

cream

Aunque estamos limitando los residuos, es imposible no generar algunos. Por este motivo, nos hemos comprometido desde el principio a no desechar residuos en los vertederos («zero waste to landfill»). Los vertederos suponen una carga para el medioambiente, por lo que estamos decididos a evitarlos por completo. En todo el mundo, 16 de los 17 centros de producción de NIVEA ya han alcanzado este objetivo.

El agua potable es un recurso vital, pero limitado. En NIVEA estamos intentado minimizar el consumo de agua en nuestros procesos de producción de productos sostenibles para el cuidado de la piel. Nos hemos fijado metas concretas y medibles. Por ejemplo, para 2025, tenemos previsto haber reducido el consumo de agua por producto fabricado en un 25 % comparado con la referencia de 2018. Para lograr este objetivo, vamos a poner en marcha opciones de reciclado del agua y a reutilizar las aguas residuales siempre que sea posible.

Como la disponibilidad del agua potable depende del lugar, realizamos análisis anuales del riesgo hídrico en todos nuestros centros de producción. En estos análisis, examinamos detenidamente la disponibilidad regional de agua potable, la calidad respectiva del agua y las necesidades de agua potable de las comunidades vecinas a nuestras plantas de producción. Todos estos factores son importantes a la hora de fabricar productos sostenibles para la piel.

hand holding a leaf

Una piel. Un planeta. Un cuidado.

En NIVEA queremos ser plenamente transparentes y responder a todas tus preguntas sobre nuestra sostenibilidad. Si no has encontrado las respuestas que buscabas en este sitio web o quieres obtener información más detallada, visita la página web de sostenibilidad de Beiersdorf, la empresa matriz de la marca NIVEA.