• After shave
  • Crema de afeitar
  • Espuma de afeitar
  • Gel de afeitar
  • Productos formato viaje
Filtro
Ordenar
Ordenar
Productos de afeitado para hombre: no más cortes ni irritaciones

Di adiós a cortes, irritaciones, rojeces, picores... solo necesitas los productos y las ténicas adecuados para transformar la tarea diaria del afeitado en un momento relajante. Para empezar, debes entender que el afeitado no debería ser el primer paso de tu rutina de afeitado. ¿Extraño, verdad? Primero debes preparar la piel para que la cuchilla se deslice mejor. Para ello, aplica calor sobre el rostro con una tohalla caliente o aféitate después de la ducha. Luego, aplica una cantidad generosa de gel, crema o espuma de afeitar, dependiendo de tus preferencias. No tengas miedo de añadir más producto si necesitas más espuma, en estos casos es mejor pasarse que quedarse corto. Durante el afeitado, usa una cuchilla afilada para no tener que presionar la maquinilla sobre la piel en exceso (en general, recomendamos presionar lo justo durante el afeitado), y recuerda afeitarte siempre en la dirección del vello en vez de en la dirección contraria, así reduces la irritación en la piel. Ahora que ya te has deshecho del vello facial, no te olvides de un after shave de NIVEA MEN: especialmente desarrollados para calmar, hidratar y proteger la piel.

¿Cuál es tu tipo de vello facial?

Dejarte barba puede cambiar tu aspecto por completo, y en algunos casos formar parte de tu estilo personal. Sin vello facial, algunos hombres serían irreconocibles. El vello facial cada vez está más de moda: ya no nos sorprende ver hombres con lustrosos bigotes, cuidadas barbas, o incluso perillas, cuando hace no tanto lo normal era que todos los hombres se afeitasen a diario. En cuanto a vello facial no hay nada escrito: tienes desde la clásica barba de tres días hasta barbas pobladas, que deben ser recortadas, perfiladas y limpiadas de forma específica. Si quieres una barba de este tipo ve a por ello, ¡pero recuerda que necesitas comprometerte hasta alcanzar el resultado deseado! Debes mantener tu barba ordenada recortándola y peinándola de vez en cuando, además de lavarla con champú y acondicionador a menudo. Para hidratar la barba, puedes recurrir a aceite para barba o bálsamos hidratantes. ¡Ojo! También debes cuidar la piel bajo la barba: asegúrate de que usas un producto hidratante que penetra hasta la piel del rostro para prevenir la sequedad.