piel seca

Trucos de cuidado para piel seca

Cómo saber si tienes la piel seca


A menudo la piel seca, al igual que la piel sensible, requiere mucho cuidado y cariño. NIVEA ha desarrollado productos que facilitan su cuidado diario, formulados individualmente para el cuidado de la piel seca. Asimismo, en esta sección encontrarás recomendaciones y consejos para la piel seca.

Si no estás seguro de si tienes la piel seca u otro tipo de piel, te animamos a observar tu rostro de cerca. La piel seca tendrá una apariencia escamosa en cuanto tenga falta de cuidado o hidratación, y también la sentirás áspera. Además, debido a que es sensible, es propensa al enrojecimiento y a menudo la notarás tirante o con picazón.

Deshazte del cansancio del día a día


Como cualquier otro tipo de piel, la piel seca también reacciona a la actividad del día a día, y es especialmente sensible cuando carece de hidratación y lípidos. Al limpiar la piel seca, es importante no incrementar esta afección. 

NIVEA conoce estas características y ha diseñado productos de limpieza especiales para la piel seca. Te recomendamos aplicar una crema facial nutritiva tras tu limpieza nocturna. Además para una asegurar una buena limpieza, la piel del rostro debe enjuagarse abundantemente con agua tibia. 

Aportar suficientes lípidos ayuda a combatir la sequedad


La falta de hidratación es el motivo por el que la piel seca es tan sensible, y los productos NIVEA tratan esta problemática. 

Para el cuidado de la piel seca, es importante mejorar la retención de agua de la piel. Esto se puede hacer fortaleciendo la barrera de protección natural de la piel. Los ingredientes hidratantes que aportan aceites nutritivos a la piel son especialmente beneficiosos para esta barrera protectora, y por lo tanto es aconsejable utilizar productos para el cuidado de la piel que contengan aceites en las rutinas de día y de noche. Además también es recomendable añadir a tu rutina productos hidratantes como un serum o una mascarilla.

Para mantener sus funciones protectoras, tu piel requiere un nivel óptimo de hidratación y una barrera de lípidos intacta. Dependiendo del tipo de piel, es aconsejable buscar diferentes productos para el cuidado de la piel, recuerda que la piel seca es aquella que tiene falta tanto de hidratación como de lípidos.

La piel seca es áspera, se agrieta fácilmente y a menudo está tirante, además también suele generar picazón fácilmente y puede ser sensible a los cambios de temperatura. Esta piel se convierte en un problema, especialmente en habitaciones con aire acondicionado o en invierno. Hidratar la piel con una crema hidratante adecuada es importante para construir nuevamente la barrera protectora de lípidos de la piel.

El mejor consejo es usar una crema hidratante nutritiva que restaure y devuelva a la piel lo que le falta: hidratación y grasas (lípidos) que permiten que la piel retenga la humedad y fortalezca su función protectora. 

Para proporcionar a la piel seca suficiente hidratación ten en cuenta que el tipo de producto es importante, ya que cuanto más seca esté tu piel, más nutritivo debe ser el producto que utilices para hidratarla.