• Crema con color
  • Crema de día
  • Crema de noche
  • Mascarilla facial
  • Sérum
  • Tratamiento
Filtro
Ordenar
Ordenar

"Tu piel es tán única como tú


Para encontrar la crema facial de tus sueños es necesario conocer antes tu tipo de piel. Solo de esta forma podrás crear una rutina de cuidado facial que responda a las necesidades de tu piel. ¿Sientes la piel de tu rostro seca y tirante? ¿O con tendencia acneica? ¿Es sensible a la luz del sol o a los cambios de temperatura bruscos? Piel mixta, piel seca, piel grasa, piel normal, piel sensible: elige productos adaptados a tu tipo de piel del surtido de cuidado facial de NIVEA. Dale a la piel seca hidratación intensiva, mantén la piel normal en buena forma y libera a la piel mixta de imperfecciones y brillos. 


Cuidado especial para necesidades especiales


A medida que envejecemos, nuestra piel cambia. Las células se regeneran más despacio, producen menos colágenos y la piel pierde hidratación y elasticidad. El Centro de Investigación de la Piel de NIVEA ha desarrollado gamas de cuidado facial específicamente desarrolladas para la piel madura. Sus fórmulas combaten las arrugas y previenen la aparición de nuevas líneas, para un aspecto más fresco y joven. Los rayos ultravioleta del sol influyen particularmente en el envejecimiento prematuro de la piel. Como pueden penetrar incluso a través del cristal, estamos siempre expuestos a los rayos UV en nuestro día a día. Por esta razón, muchas cremas de día de NIVEA incorporan un factor de protección solar (FPS) 15 o 30. Para las que buscan no solo cuidar la piel sino un tono más uniforme, también hay disponibles tratamientos faciales con color, como una BB Cream: además de hidratar y proteger la piel, te garantizan un acabado uniforme que disimula las pequeñas imperfecciones del rostro. 


Una rutina de cuidado facial por NIVEA


Para mantener la piel de tu rostro bonita y radiante es imprescindible establecer una rutina de cuidado facial, ¡y mantenerla! Tu rutina de cuidado facial debería incluir una crema de noche y un producto específico para el contorno de los ojos, además de una crema de día. Elige productos de la misma gama: así te aseguras de que todos los ingredientes activos son los recomendados para tu tipo de piel y sus necesidades, trabajando para conseguir un efecto óptimo en tu rostro. Tampoco puede faltar una limpieza facial adecuada. Utiliza un gel limpiador, toallitas desmaquilladoras, agua micelar, exfoliante... aquí también es importante utilizar productos recomendados para tu tipo de piel."