¿Se puede llevar desodorante en el avión?

Pues afortunadamente sí, aunque debemos amoldarnos a las medidas reglamentarias que establecen los autoridades de seguridad. Así que se puede llevar desodorante en el avión mientras no superemos los 100 mililitros. Y poco importa, además, que sea en formato roll on o spray.

Lo cierto es que un desodorante es un aliado perfecto no solo para nosotros sino también para los que se encuentran en nuestro entorno. Ten presente que las horas de vuelo pueden ser muchas y nadie está a salvo de sudar en un ambiente que solo se renueva a través del sistema de aire acondicionado. Aunque es cierto que este mecanismo funciona con mucha eficacia dado que aire suele introducirse en la cabina por unas ranuras de ventilación localizadas en el techo, además de por los conductos que se localizan a la altura de la cabeza de los pasajeros. Por su parte, el aire viciado se extrae por unas aberturas ubicadas en el suelo.

Tampoco olvidamos que correr, las prisas, la excitación y los nervios fomentan que sudemos más de la cuenta en estas circunstancias.

Desodorantes en spray. Esto dice la normativa.

Por lo tanto, nada impide que puedas llevar un desodorante de spray en el avión en el interior de tu equipaje de mano. Pero recuerda atenerte a las siguientes normas:

  • Que el recipiente no supere los 100 ml.
  • Que vaya en el interior de una bolsa de plástico transparente con autocierre cuyas medidas no deben ser superiores a 20 x 20 cm. No olvides que para acelerar la inspección y que no haya demoras, la bolsa debe ir fuera del equipaje de mano. Así, estará a la vista del personal del aeropuerto cuando pases por el correspondiente arco de seguridad.

Si resulta que el que sueles usar pertenece a nuestra marca NIVEA, estás de suerte porque hace tiempo que reparamos en este detalle, así que contamos con varios de nuestros más afamados desodorantes en spray, como como los formatos pocket de NIVEA Black & White Invisible en sus versiones femenina y masculina. De esta manera, podrá acompañarte en todo momento pues cumple a rajatabla la normativa. 

Desodorante roll-on en el equipaje de mano

Y sí, el desodorante roll on comparte la misma suerte que su homólogo en spray o aerosol y podrás tenerlo muy cerca de ti durante el vuelo porque su contenido suele ser de 50 ml como máximo. De esta manera, estarás tranquilo al bajar ya que sabrás que tu olor corporal se mantendrá a raya gracias a la acción de tu desodorante. Todo un alivio si te aguarda una reunión de trabajo nada más llegar a tu destino o quien va a recibirte es tu pareja. No obstante, la alta eficacia de 48 horas de los desodorantes NIVEA hacen que no sea necesario que tengas que "retocar" tus axilas durante el viaje, salvo raras excepciones.

Nuestro Dry Confort, con una capacidad de 50 ml., resulta una elección estupenda y de confianza para quienes deseen tener su desodorante siempre listo. No contiene alcohol, es antitranspirante y es capaz de ofrecerte 48 horas de protección eficaz. Pero si prefieres otro de nuestros desodorantes en formato roll-on, cualquiera de ellos te puede acompañar en cabina, ya que ninguno supera los 100 ml permitidos.

No te compliques, opta por un desodorante de viaje

Pero a pesar de que todas estas recomendaciones de seguridad prácticamente son vox populi, todavía hay quien cree que con su desodorante habitual podrá viajar en cabina sin que los responsables de seguridad se opongan a ello. Lo más probable es que acabe en el cubo de la basura junto con infinidad de productos más que tampoco superan los controles. Una pena, ¿verdad? Todo por culpa de una mala previsión. 

De manera que nos quedamos compuestos y sin desodorante. Lo cierto es que hace mucho tiempo que los desodorantes de viaje han ganado la partida pues aportan tranquilidad a los viajeros, especialmente a aquellos que quieren dejarlo todo bien atado.

¿Y si voy a facturar mi maleta?

En cambio, si no tienes intenciones de llevar el desodorante en tu equipaje de mano y prefieres facturarlo en tu maleta, poco importarán estas consideraciones de seguridad. 

En este caso no hay límite alguno para estos productos en cuanto a capacidad y podrás meterlo en tu maleta sin pararte a pensar ni siquiera en sus dimensiones. Aunque siempre es aconsejable decantarse por un formato de viaje o un roll on para optimizar el espacio de nuestra maleta. Así que harías bien en hacerte con uno.

Si optas por facturarlo, no olvides aplicarte el desodorante antes de salir de casa con destino al aeropuerto. Lo habitual es que dure hasta 48 horas, ¡así que no hay nada que temer! Aunque es cierto que algunas personas, como decíamos, se sienten más cómodas si lo tienen a buen recaudo junto a ellas.