Rutina de belleza para hombre

Rutina de belleza para hombre

Muchas mujeres tienen muy clara la rutina de belleza más adecuada a las necesidades de su piel, pero ¿y ellos? ¿Cuál es la rutina de belleza para el hombre? Pues la descubrimos de inmediato porque en NIVEA estamos firmemente convencidos de que cuidarse la piel no es territorio exclusivo de las mujeres.

Los hombres también padecen las arrugas y la pérdida de firmeza, pero es cierto que tardan más tiempo en aparecer, porque su piel es diferente. Por un lado, tiene mayor grosor y por este motivo concentra más colágeno que la piel de las mujeres. Y, por otro lado, su piel es más grasa debido al trabajo de un mayor número de glándulas sebáceas. Esto les hace envejecer más lentamente, pero cuando finalmente irrumpen los signos de la edad en su piel, lo hacen de forma bastante más acusada. Por lo tanto, el cuidado es indispensable incluso en la veintena, porque la prevención es clave para frenar los efectos de la edad.

Y otra diferencia en la piel de los hombres que se afeitan a menudo es el daño que produce el afeitado frecuente en la piel, ya que el paso de la cuchilla por su superficie arrastra lípidos esenciales y células de su capa córnea, dejando la piel muy vulnerable y sensibilizada. Por eso, es fundamental utilizar cuchillas en buen estado y espumas o geles de afeitar que sean altamente lubricantes y eviten la irritación de la piel. Y después, finalizar el afeitado calmando la piel de esos estragos con productos after shave que además ayuden a reponer las sustancias que la cuchilla se haya podido llevar además de la barba. Tienes todo un set de herramientas para esto en nuestra gama de afeitado NIVEA MEN.

Unos minutos son suficientes

Queremos dejar muy claro que prestar atención a tu piel no es algo que te robe mucho tiempo. De hecho, es posible que con un par de minutos te baste y te sobre. Pero, eso sí, se te exige constancia y que no faltes a tu cita diaria.

Limpieza

Al igual que sucede con las mujeres, el cuidado facial empieza con la limpieza. De esta manera, retirarás toda la suciedad y los residuos grasos. Solo de esta manera lograrás evitar las impurezas que la piel más grasa de los hombres tiende a acumular, y que tu epidermis pueda absorber con eficacia todos los productos que apliques con posterioridad. Puedes usar agua y un gel limpiador o un jabón suave.

Hidratación

El siguiente paso es hidratar para prevenir la sequedad, los signos de cansancio en la piel y la formación de huellas de edad como las arrugas. Para ello deberás elegir conforme sea tu tipo de piel: grasa, mixta o seca. También el detalle de que tengas la piel más o menos sensible importa. Si es tu caso, te invitamos a que pruebes nuestro NIVEA MEN Sensitive Hidratante Protector con FP15 con Camomila, Hamamelis y Vitamina E que aportará hidratación y suavidad a tu piel evitando la sensación de ardor.

En cambio, si lo que pide a gritos tu piel es vitalidad y atenuar los signos del cansancio, te proponemos que recurras a NIVEA MEN Active Energy Crema Facial Revitalizante que borra los signos del cansancio gracias a su fórmula con Vitamin+ Complex y minerales. Ya verás como sales a la calle con otra cara. Si tu piel es mixta o con tendencia grasa, tienes estos mismos beneficios en un producto en gel, NIVEA MEN Active Energy Gel Facial Revitalizante, de textura más ligera para que no acumules grasa en tu rostro

Por cierto, lo recomendable es que repitas estos cuidados por la mañana y por la noche. Recuerda, además, que también es importante para ti el aplicar un protector solar a la piel de tu rostro si vas a exponerte al sol, porque la radiación solar es una de las principales causas de envejecimiento de la piel. Tienes distintos productos para ello en nuestra gama de protección solar facial, pero quizá este podría ser interesante para ti NIVEA SUN Protección Facial UV Control de Brillos, ya que te ofrece una protección alta con FP50, pero dejando una sensación ligera en tu piel, nada grasa ni pegajosa. Tú no lo notarás, pero tu piel te lo agradecerá toda la vida.

Ya te adelantamos que la constancia recibe su recompensa, así que persevera con esta buena costumbre y ¡verás cómo nos lo agradeces!