causas-de-la-piel-seca

Piel seca: causas y remedios

La piel puede estar seca por muchos motivos. Dejando a un lado la predisposición genética, la alteración del nivel de hidratación natural de nuestra piel y su consiguiente sequedad, se debe sobre todo a factores externos.

¿A qué se debe la piel seca?

Causas principales de la piel seca o reseca

Una piel seca es una piel que presenta una mayor predisposición a sufrir falta de hidratación. Esto es el resultado de una capa protectora de lípidos digámoslo así “menos eficaz a la hora de retener el agua de nuestra piel” como consecuencia de una menor producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas. Esto en resumen implica que las personas que tienen piel seca tienen más riesgo de sufrir un aumento de sensibilidad, tirantez, enrojecimiento, picor y aparición de escamas en su piel si no cuidan correctamente su piel. No es nada grave, pero sí resulta muy incómoda. Conocer cuáles son las causas principales de la piel seca o reseca es muy útil para entender cómo combatirla mejor y evitar así los efectos de la piel seca. Las causas principales de la piel seca o reseca son:

  • Factores hereditarios o congénitos: se hereda una alteración en la capacidad de la producción natural de sebo y la regulación del nivel de hidratación están alterados. Esto provoca descamación, picores, enrojecimiento e incluso inflamaciones que pueden verse agravados por factores externos.
  • Cambios bruscos de temperatura o ambientales: el frío, la calefacción, el viento o la sequedad ambiental deshidratan la piel y pueden irritarla mucho, afectando a su barrera de protección natural. Las consecuencias son por tanto muy visibles en las épocas más frías del año.
  • Un baño o ducha largos: el agua también tiene un efecto deshidratante cuando las temperaturas son demasiado altas. Por ello, se recomienda evitar darse largos baños o duchas de agua muy caliente.
  • Un cuidado incorrecto: también puede provocar una piel seca. Muchos productos de aseo, como los geles de ducha con detergentes, dañan más la piel de lo que la benefician. Te recomendamos usar ese tipo de productos con moderación y que des preferencia a productos de aseo rehidratantes enriquecidos con ingredientes naturales o enriquecidos con aceites. 
  • Estrés: en épocas de mucha tensión, la piel sufre, porque al alterar los nervios y hormonas se altera el equilibrio hídrico del organismo y su producción de grasa o sebo. Mantén a raya el estrés y empieza por buscar tu equilibrio interior.

También los bebés pueden tener la piel seca

Los bebés lactantes también pueden tener la piel seca y sensible. Esto se debe a que su barrera de protección aún no es lo suficientemente resistente por eso es necesario utilizar productos específicamente formulados para cuidar la piel de los más pequeños.

Piel seca: ¿qué sucede bajo la superficie?

Como explicábamos al principio de este artículo, el factor natural de hidratación (FNH), es el responsable de mantener en equilibrio los niveles de hidratación de la piel. Se trata de una mezcla de varios metabolitos, sudor y sebo que mantiene la hidratación y evita que la piel se seque Por lo tanto, si el factor natural de hidratación es demasiado bajo, la piel se seca. 
 
Por otra parte, los lípidos cutáneos son también muy importantes a la hora de regular el equilibrio hídrico. 
Estos lípidos forman una barrera de protección natural y minimizan la pérdida de agua. Si a la piel le faltan lípidos, pueden aparecer rápidamente tiranteces y enrojecimientos. 
 
Por último, es interesante destacar, que existen pieles secas que tienen tanto un factor de hidratación bajo como una falta de lípidos
 
El nivel de gravedad del enrojecimiento, la irritación o la descamación dependerá por lo tanto de la estructura de la piel en cuestión. 
 
Para más información acerca de pieles muy secas y de cómo cuidarlas, haz clic aquí.

CONSEJOS PARA MANTENER LA PIEL SECA HIDRATADA: PIEL BONITA Y LIBRE DE MOLESTIAS

Beber mucho líquido: el mejor cuidado para tu piel

Para asegurarte de que tu cuerpo tenga siempre la hidratación que necesita, debes beber, al menos, entre 1,3 y 1,5 litros de agua o té sin azúcar al día porque la falta de hidratación también reseca la piel.

Para saber si bebes suficiente agua, ponte a prueba: pellízcate la mano con el pulgar y el índice. Si, cuando la sueltas, la piel vuelve lentamente a su estado original, no le estás proporcionando la hidratación suficiente.

El zumo de zanahoria y tomate está lleno de vitaminas saludables que, junto con un poco de aceite de linaza, se pueden absorber especialmente bien en el cuerpo.

Sigue una dieta equilibrada

Llevar una dieta sana y equilibrado fomenta la salud y fortalece el órgano más grande del cuerpo: la piel.

¡Come frutos secos! Son una deliciosa fuente de energía, además de contener montones de grasas saludables, minerales y vitaminas.

El pescado azul de mar y los albaricoques deshidratados proporcionan calcio al cuerpo, y también luchan contra el envejecimiento.

EVITA LOS GELES DE DUCHA O DESMAQUILLADORES QUE HAGAN ESPUMA

Aunque será interesante revisar el listado de ingredientes, si bien es cierto los geles de ducha o productos desmaquillantes que hacen espuma suelen contar en su formulación con ingredientes que cumplen una funcionalidad muy agradable en la aplicación del producto pero que suelen resecar la piel.

Si además en tu rutina de cuidad facial aplicas mascarillas faciales ayudarás a tu piel en su proceso de rehidratación además de mantenerla suave y bonita.

Dexpantenol: la vitamina de la belleza para las pieles secas

  • El Dexpantenol es el precursor de la vitamina B5, conocida como la reina de las vitaminas cutáneas. Esta sustancia fortalece la barrera de protección natural de la piel seca y le devuelve su equilibrio natural. También estimula la producción de nuevas células y ayuda a las antiguas a regenerarse. 
  • El Dexpantenol ofrece así mismo una acción calmante y anti-inflamatoria y actúa contra el enrojecimiento de la piel.
  • Un ingrediente altamente eficaz, capaz en pocas aplicaciones de regenerar eficazmente las zonas resecas y agrietadas, calmar las irritaciones y ayudar a la piel a recuperar su suavidad.
  • Los productos hidratantes enriquecidos con Dexpantenol como NIVEA Repara & Cuida han sido creados expresamente para las pieles muy secas y contienen un prestigioso ingrediente activo llamado Dexpantenol.

También tienes otros productos dentro del surtido de cuidado corporal de NIVEA destinados al cuidado de la piel seca como NIVEA Bodymilk Nutritivo un clásico que no pasa de moda, cuya fórmula enriquecida con aceite de argán orgánico y aceite de jojoba orgánico contribuye a mantener el equilibrio natural de la piel o NIVEA Naturally Good que cuenta con tres lociones corporales ideales para el cuidado de la piel seca con un 98% de ingredientes naturales y cuya botella contiene un 50% menos de plástico y se puede enrollar también para aprovechar hasta la última gota de producto.

Por qué es tan importante la hidratación para nuestra piel

Para terminar nos gustaría recordar que la hidratación es el principal requisito para tener una piel bonita, suave y saludable. La piel solo puede cumplir adecuadamente con su función de barrera de protección del organismo si tiene un nivel de hidratación suficiente
La capa más externa de la piel, la epidermis, está recubierta por una fina película de agua y lípidos. Esto mantiene la piel suave e impide la penetración de hongos y bacterias. 
 
Además, sin hidratación, la piel no es capaz de regenerase de forma natural, ya que sin agua los neurotransmisores no pueden llegar a las zonas donde se les necesita para la formación de nuevas células. 
 
La hidratación es especialmente importante para mantener la elasticidad de nuestra piel. Sin agua, cualquier movimiento, por pequeño que sea, puede hacer que la piel se rasgue. 

Para más consejos y remedios acerca de cómo tener una piel bonita, haz clic aquí.