Filtro
Ordenar
Ordenar

Protege tu rostro con los protectores solares faciales NIVEA

Descubre nuestra gama de protectores solares faciales para todo tipo de pieles. Tanto si buscas un efecto anti-edad como un protector solar facial de factor 50 que te ofrezca la máxima protección posible, lo encontrarás entre nuestra variedad de productos, que tiene todo lo que necesitas para disfrutar del sol de forma segura. 

Protector solar facial

Todos sabemos que hay que echarse crema solar para exponerse de forma directa al sol. Sin embargo, la crema solar que utilices para el cuerpo puede no ser adecuada para tu cara y, dado que la cara se expone con mayor frecuencia a la luz solar que cualquier otra zona, es especialmente importante encontrar el mejor protector solar facial. 

Dicho esto, es comprensible que una gama tan amplia de productos implique una gran cantidad de preguntas: ¿cada cuánto hay que echarse crema? ¿Cómo incluirla en la rutina de cuidado de la piel? ¿Es verdaderamente necesario un FP 50 para proteger la cara? No te preocupes: aquí las responderemos. 

Dado que la piel de la cara es más sensible que la del resto del cuerpo, es más propensa a la sequedad, el envejecimiento prematuro y el daño de los rayos UV. Llevar crema solar facial no solo te protegerá de estos riesgos, sino que también prevendrá la formación de manchas y mejorará el aspecto de la pigmentación y las arrugas ya existentes.  

 

¿Cuál es la diferencia entre el protector solar corporal y el protector solar facial? 

Aunque un protector solar genérico es apto para usarse en todo el cuerpo, puede ser demasiado espeso o grasiento, lo que lo haría menos adecuado para la piel sensible de la cara. Con el tiempo, esto podría causar irritación y provocar la aparición de acné si se usa de forma habitual en la cara. No obstante, si tus alternativas son el protector solar corporal o nada, sin duda, debes recurrir al protector solar corporal.

Pero si tienes la opción de utilizar crema solar facial, te lo recomendamos encarecidamente, ya que es más ligero y mucho menos grasiento, a menudo no contiene perfume y está diseñado para absorberse más rápidamente. Además, algunos están pensados para aumentar la luminosidad de tu piel, algo que sin duda te hará brillar bajo el sol.  

 

¿Hay distintos tipos de crema solar facial?

A la hora de elegir un protector solar facial, debes tener en cuenta que hay dos tipos: minerales y sintéticos (también llamados "químicos"). Los protectores solares minerales suelen contener óxido de zinc y dióxido de titanio, que forman una barrera que repele los dañinos rayos UV. Sin embargo, también se desvanecen más rápido que los sintéticos y, por tanto, requieren más constancia a la hora de aplicarlos. Por otro lado, los protectores faciales sintéticos absorben y neutralizan los rayos UV convirtiéndolos químicamente en calor desprendido por el cuerpo. El protector solar sintético es más similar a una loción, que no deja un tinte blanco tras su aplicación y es, por tanto, más adecuado para personas de complexión más oscura. Independientemente del tono de piel, trata de buscar un amplio rango de protector solar facial que proteja contra rayos UVA y UVB. Elegir un protector solar facial con FP 50 ayudará a reducir el riesgo de quemaduras y la aparición de arrugas prematuras. 

 

Protector solar facial para distintos tipos de piel

Además del tono de piel, tu tipo de piel también es un factor determinante a la hora de escoger el protector solar facial adecuado. Quienes tengan la piel más sensible, podrán optar por la gran variedad de cremas solares minerales, que ofrecen beneficios extra de hidratación, y decantarse por un FP 50 siempre que sea posible. Las personas con piel grasa, sin embargo, preferirán los protectores solares sintéticos, ya que se absorben más rápido y no contribuyen a generar más grasa en la piel.  

 

Encuentra el mejor protector solar facial para ti

Dado que la piel de la cara es más delicada que la del resto del cuerpo, la regla general será: cuanto más elevado sea el FP, mejor. Sin embargo, aunque escojas una crema solar de factor 50, la diferencia de la protección que ofrece respecto a la de una con FP 30 es solo parcial. Si no encuentras un protector solar facial de FP 50 que te guste, no te preocupes: el mejor protector solar facial para ti puede ser perfectamente uno de FP 30 y, aun así, protegerte adecuadamente, siempre y cuando lo apliques con frecuencia. Una cosa que debes tener en cuenta es que los productos con FP añadido no son los más fiables, ya que, por norma general, no ofrecerán suficiente protección solar a tu cara, especialmente en verano. Para conseguir la máxima protección, asegúrate de aplicar el mejor protector solar facial como último paso de tu rutina de cuidado de la piel, después de cualquier otro producto como hidratantes o cremas de día con protección solar.