tecnologia-micelar-para-tu-cabello-destacado

¿Por qué la tecnología micelar es tan efectiva?

Descubre la magia de los champús micelares
Las dos variedades de NIVEA Champú Micelar te ofrecen una fórmula que retira eficazmente las partículas de suciedad y el sebo, para una limpieza profunda que no daña ni reseca el cabello o el cuero cabelludo.

Para un cabello y un cuero cabelludo limpios, frescos e hidratados

Las micelas ahora trabajan para ti. NIVEA Champú Micelar limpia y cuida el cuero cabelludo y el cabello, sin importar si es de tendencia grasa o frágil.

¿Cómo funciona un champú micelar?

Las micelas son moléculas compuestas por una parte hidrófila - es decir, que se siente atraída por las partículas acuáticas - y una parte lipófila - que se siente atraída por las partículas grasas. Su parte lipófila atrae como un imán todos los tipos de suciedad y el exceso de grasa presentes en tu cabello y cuero cabelludo, mientras que su parte hidrófila permite que las micelas se aclaren fácilmente en el agua, retirando toda la suciedad de tu cabello. Resultado: ¡cabello limpio, suave y fresco!

La Tecnología Micelar es limpia y cuida sin importar cuál sea tu tipo de cabello: el pelo con tendencia grasa acaba limpio y flexible después de cada uso, pero sin perder los nutrientes y grasas esenciales que aseguran su aspecto saludable. Además, las micelas respetan la piel del cuero cabelludo y mantienen su pH, por lo que también puedes usar los champús micelares de NIVEA si tienes el pelo frágil y el cuero cabelludo sensible. Aptos para uso diario, la fórmula efectiva pero respetuosa de NIVEA Champú Micelar permite lavar el pelo todos los días sin irritar el cuero cabelludo sensible ni dañar el cabello.

Limpieza y cuidado capilar especialmente adaptados a tus necesidades

La fórmula de NIVEA Champú Micelar no contiene siliconas y limpia de forma suave pero eficaz tu cabello.

Descubre el poder de las micelas con NIVEA Champú Micelar

Te recomendamos…