Protección solar para niños Header

Protección solar para niños

Verano, sol y diversión en la playa: la protección adecuada
La luz del sol nos hace felices, sobre todo a los niños. Pero por este motivo es esencial que los niños cuenten con protección solar suficiente para prevenir daños en la piel.

Protección y cuidado eficaz

La piel infantil: un órgano muy sensible y necesitado de protección

La piel de los bebés y los niños pequeños necesita un nivel de protección solar más elevado porque es mucho más fina y sensible que la piel de los adultos. En los primeros años de vida los mecanismos protectores de la piel contra la radiación UV no están lo bastante desarrollados, de modo que la piel no forma ninguna callosidad ligera protectora ni pigmentos contra la radiación. Además los procesos regeneradores de la piel no funcionan de forma adecuada durante los primeros años de vida. Los niños mayores de tres años también deben protegerse correctamente del sol, puesto que las quemaduras solares en la infancia son una de las principales causas del cáncer de piel en la edad adulta. Para más información acerca de todos los productos de protección solar infantil de NIVEA haz clic aquí.

Ropa adecuada para el sol

En verano los niños solo quieren quedarse en bañador y jugar, sobre todo en la playa o en la piscina. Aunque dejarles jugar sin hacer nada sea una opción muy tentadora, siempre debes asegurarte de que tus hijos llevan la ropa adecuada cuando están bajo el sol.

La mejor protección solar infantil

La mejor protección es evitar la exposición directa al sol. Por eso los bebés nunca deberían estar a pleno sol durante sus primeros 12 meses de vida. Los dermatólogos recomiendan no exponer nunca durante un periodo de tiempo prolongado a bebés y a niños menores de tres años a la luz solar directa. Descubre aquí más datos e información sobre protección solar para bebés.

Como esto no siempre es posible, deben protegerse frente a la radiación UV con ropa adecuada y un nivel elevado de protección solar.Los tejidos opacos ofrecen la mejor protección, y las prendas especiales con protección contra los rayos UV son de lo más prácticas. Estas prendas son originarias de Nueva Zelanda y Australia pero ahora ya están disponibles en cualquier parte del mundo. Son camisas, pantalones y camisetas, e incluso trajes de baño para nadar al aire libre. 

Son ligerísimas y se secan rápido; por eso son perfectas para pasar las vacaciones en la playa, para realizar actividades al aire libre y, especialmente, para proteger a bebés y niños pequeños. También deberías usar un FP de al menos 30 (o mejor aún, 50+) para niños, como NIVEA Sun Spray Solar Hidratante Niños  con FPS 50+. Especialmente para los peques que no paran quietos ni un segundo recomendamos productos resistentes al agua, que les siguen protegiendo hasta cuando nadan y juegan en el agua, como NIVEA Sun Juega & Chapotea Leche Solar Niños.

Ropa infantil esencial para días soleados

Qué necesitan llevar bajo el sol: 
  • Algo para cubrir la cabeza y, a ser posible, que también proteja el cuello, las orejas y el rostro. 
  • Camisetas y pantalones holgados, cómodos y ligeros. Se recomienda la ropa de protección UV que ofrece una protección especial ante la radiación UV debido a su tejido especial. El factor de protección UV de estas prendas debe ser de al menos 30. 
  • Las camisetas de protección UV son especialmente útiles cuando estamos en el agua o cerca del agua, puesto que protegen la espalda, los hombros y el pecho. 
  • Unas sandalias que cubran ampliamente el empeine y los talones. El empeine es una de las partes del cuerpo que más protección necesita. 
  • Unas gafas de sol con protección UV.

¿Qué protección solar es la más adecuada para los niños?

Protección solar para niños

Es importante aplicar un protector solar adecuado en las partes del cuerpo que no se pueden proteger bien con ropa. Como la resistencia de la piel infantil frente a la radiación UV solo dura unos minutos, aplícales siempre protector solar antes de que se expongan directamente al sol, preferiblemente con un factor de protección solar 50+. Usa cremas solares que protejan ante la radiación UVA y UVB y se hayan desarrollado especialmente para la delicada piel infantil. Además, si tus hijos nadan y juegan en el agua deben estar siempre protegidos con un protector solar resistente al agua; asegúrate de volver a aplicarlo después de secarlos. Todos los productos NIVEA Sun Kids cumplen estos requisitos.

Protección solar para niños

En la playa es difícil aplicar crema solar a tus hijos... ¡porque no paran quietos ni un segundo! Por eso es recomendable que a los niños impacientes se les aplique protección solar en casa. Truco de experto: si la protección solar es un spray, la piel absorbe la crema rápidamente.

Diversión al sol

Si la protección solar tiene una forma de aplicación divertida a tu hijo le encantará. Por ejemplo, hay productos con color que convierten la aplicación en un juego, al tiempo que aseguran ésta es correcta: sin que ninguna parte del cuerpo expuesta al sol quede sin proteger.

A mediodía, a la sombra o a dormir la siesta

Entre las 11h y las 15h tanto los niños como los adultos deberían evitar al máximo el sol, puesto que la radiación UV a esas horas está en su punto álgido. Por lo tanto, deberías buscar una zona a la sombra o quedarte en casa. Las sombrillas o los toldos crean espacios a la sombra en el jardín, de modo que los niños también pueden jugar durante las horas más calurosas del día. Pero a la sombra los niños también necesitan ropa y una protección solar adecuadas. Durante unas vacaciones de playa, aprovecha el sol a primera hora de la mañana y última hora de la tarde parahacer castillos de arena, pasear y nadar: no solo es mejor para la salud, sino mucho más agradable.

Protege la delicada piel de los niños con la protección solar de NIVEA

Te recomendamos…