Beneficios de la crema NIVEA, usos y propiedades

Beneficios de la crema NIVEA

Si hay una crema versátil, todoterreno y prácticamente de fama mundial esa es nuestra crema de la lata azul. Lo cierto es que uno de los principales beneficios de la crema NIVEA es que puede ser utilizada por todos los miembros de la familia, y por ello se ha convertido en un producto cosmético indispensable en muchos hogares.

Es posible que guardes incluso algún recuerdo de tu infancia vinculado a esta crema que empezó su andadura en 1911. Aunque por entonces era una lata de color amarillo y con diseño de inspiración Art Nouveau. Eso sí, su contenido (como ahora) mostraba un color blanco como la nieve. De ahí, que pasó a denominarse NIVEA, pues funde dos palabras de origen latino ‘nix’ y ‘nivis’, que significan ‘blanca nieve’.

Dicho todo esto, vamos a conocer un poco más las razones que han convertido esta crema en un éxito mundial con más de un siglo de existencia.

¿PARA QUÉ SIRVE LA CREMA NIVEA DE LA LATA AZUL? DESCUBRE TODAS SUS PROPIEDADES Y USOS

Los usos de la crema NIVEA Creme y su versatilidad son bastante dispares y prácticamente podemos afirmar que vale tanto para un roto como para un descosido. Así, en ella encontramos ingredientes de gran poder hidratante como son el pantenol, el eucerit y la glicerina, entre otros. Por lo tanto, podemos usarla con diversos fines con un resultado inigualable. A continuación, veremos algunas de las principales propiedades y usos de la crema NIVEA:

Hidratante de cuerpo.

Sin ir más lejos, si estás embarazada podrás comprobar que esta crema mantiene a raya las estrías y te ayuda a mejorar la elasticidad de la piel de tu barriga, senos y caderas.

Crema para el rostro.

Su carácter untuoso la hace especialmente indicada para aquellas personas de cutis muy secos y que necesitan un extra de hidratación. Enseguida notarás que recupera su tersura y deja de mostrarse tirante. En el caso de que no la tengas tan seca, no hay razón para tener que renunciar a sus beneficios, ya que puedes emplearla como si fuera una mascarilla y luego, pasado el tiempo de rigor, la retiras sin más.

Calmante de la piel.

Tras la depilación puede resultar ideal para aliviar la irritación de la piel y recuperarla de sus estragos. También después de tomar el sol te ayuda a rehidratarla y aliviar el posible enrojecimiento. Por lo tanto, es capaz de convertirse en un apañado after sun en el caso de no tener uno a mano.

Crema antiarrugas.

Tal es su hidratación que para algunas personas se ha convertido en toda una solución antiedad. No lo decimos nosotros, lo dicen muchas abuelas cuyos cutis han llegado a la vejez en una excelente forma tras décadas de uso prácticamente a diario de la lata azul.

Cuidado de codos y rodillas.

Los codos y rodillas que, en ocasiones se muestran resecos, pueden mejorar su aspecto tras aplicar esta crema multiusos.

Cuidado de manos.

Las manos sufren en invierno, pero esta crema puede ayudar a que se repongan de la sequedad que causan el frío y la calefacción. De hecho, hay personas que se la ponen durante la noche a modo de mascarilla regeneradora nocturna con unos guantes de algodón en las manos, o unos calcetines viejos en los pies.

Cuidado de pies.

Los talones de los pies suelen resecarse en verano y nos llevan de cabeza. Pero puedes echar mano de la lata azul de nuevo e hidratar esta zona. Verás que tus pies lucen como nunca dentro de tus sandalias.

 

Aunque te parezca extensa esta lista de propiedades de la crema NIVEA, lo cierto es que hay quien le encuentra muchas más aplicaciones. De hecho, podemos incluso usarla como mascarilla para las puntas de nuestro cabello, ¿habías pensado en ello?, además de como desmaquillador de emergencia, para preparar la piel antes del afeitado ya que protege y ayuda a deslizar mejor la cuchilla, como exfoliante casero añadiendo azúcar y efectuando un suave masaje, etc. Así que sus beneficios parecen no tener fin y suponen todo un reto para nuestra imaginación. Además, hay muchos profesionales dermatólogos que la recomiendan para proteger y regenerar la piel dañada por distintos motivos como rozaduras, eczemas o quemaduras, y tatuadores que la recomiendan para conservar mejor y más tiempo el color de los tatuajes.

10 USOS de NIVEA Creme con JUST COCO

¿Quién no conoce la lata azul de NIVEA?

Pocas cremas en el mundo pueden presumir de tener más de un siglo de vida y seguir en la cresta de la ola como lo hace nuestra crema de la lata azul. Tiene, además, el mérito de haber sido una crema cuyos buenos resultados fueron transmitidos de boca en boca y de generación en generación, pues no necesitó de mucha publicidad ni marketing para convertirse en un clásico exitoso.

Su creador fue el Dr. Oscar Troplowitz, un joven farmacéutico de 27 años afincado en Hamburgo, que no sospechaba que estaba a un punto de obsequiar al mundo con un producto que iba a convertirse en un referente en cuidados cosméticos. Tras su colaboración con otros dos científicos emprendedores y debido al descubrimiento del revolucionario emulsionante Eucerit, pudo nacer esta crema, la primera emulsión estable de la historia cosmética moderna.

Así, actualmente se venden más de cien millones de unidades anuales en más de 200 países, que son fabricadas en la fábrica de la marca ubicada en la misma ciudad alemana que la vio nacer: Hamburgo.

Es cierto que la formulación ha variado con el paso de los años a fin de incluir mejoras y beneficiarse de los últimos avances científicos. No obstante, esa esencia que la hace tan especial se ha respetado en todo momento.

Por último, tiene la particularidad de que tras agotar el contenido podemos reutilizar la caja de aluminio y emplearla para guardar horquillas, gomas para el pelo, botones, clips o lo que consideremos. Por lo tanto, podemos concederle una segunda vida, un aspecto que no podemos pasar por alto en estos tiempos en los que la sostenibilidad de nuestras acciones debe primar en nuestras vidas.