Qué es la mascarilla negra

Qué es la mascarilla negra, cómo aplicarla y para qué sirve

La famosa y laureada estética coreana nos ha permitido conocer un producto que está ganando una gran popularidad y ya pocos discuten sus tremendos beneficios sobre la piel. Hablamos de la mascarilla negra cuyos secretos todavía son un misterio para algunas personas. Si te encuentras entre ellas, este artículo te servirá para conocer todo lo que necesitas saber.

¿Qué es la mascarilla negra o de carbón activado?

La mascarilla negra o de carbón activado, como su nombre indica, son mascarillas que se elaboran a partir de la mezcla de gelatina sin sabor, leche y carbón activado. Este último, es un producto natural procedente de maderas poco duras como la del pino, carbones minerales o huesos de vegetales, entre otros. Esta sustancia goza de gran microporosidad y esto le permite atraer materiales líquidos o gaseosos que quedan atrapados en su superficie. Por eso son ideales para combatir y atrapar como un imán la acumulación de grasa y células muertas en la piel los comedones o puntos negros. Un problema que se ha visto acentuado por el uso de las mascarillas al favorecer una mayor obstrucción de los poros principalmente de la nariz.  Esta situación, con el paso del tiempo, puede derivar en unos antiestéticos puntos negros que pueden convertirse en un duro caballo de batalla si no se busca una solución a tiempo. Afortunadamente contamos con adecuados recursos como las mascarillas negras de carbón activo.

En el mercado podemos encontrar diversos formatos de mascarillas. Así, podemos citar la siguientes:

  • Mascarilla de tejido.
  • Mascarilla lavable.
  • Mascarillas peel off.
  • Mascarillas de hidrogel.

Ten presente que esta clase de mascarillas son un complemento a una buena rutina de cuidado y, por lo tanto, no deben reemplazar a los productos de limpieza o hidratación que empleemos habitualmente.

¿Para qué sirve esta mascarilla?

Se le adjudican infinidad de virtudes a este producto de belleza. En concreto, podemos hablar de los siguientes:

  • Elimina espinillas, granos y otras imperfecciones.
  • Atrae radicales libres, impurezas, toxinas
  • Regula la actividad de las glándulas sebáceas.
  • Goza de propiedades astringentes y exfoliantes.
  • Aporta firmeza y suavidad a la piel.
  • Contiene aminoácidos esenciales y compuestos antioxidantes que regeneran la piel y previenen el desarrollo de las arrugas prematuras.
  • Reduce los poros ya que lo limpia y desinfecta en profundidad.
  • Aporta luminosidad pues iguala la superficie cutánea y la alisa.
  • Previene el envejecimiento pues es capaz de combatir los contaminantes ambientales que favorecen el deterioro de la piel.

Cómo aplicarla paso a paso

Dicho todo esto, seguro que quieres saber cómo has de aplicarla para disfrutar de todos sus beneficios, pues de lo contrario no podrá actuar correctamente. Así, estas son las pautas necesarias:

  • Limpia o exfolia tu rostro con algún producto de limpieza facial
  • A continuación, para ayudar a que los poros se abran y pueda ser más efectiva la mascarilla, coloca un paño con agua tibia sobre la cara o haz un baño de vapor.
  • Aplica la mascarilla.
  • Recuerda seguir las instrucciones del producto y no exceder el tiempo indicado para ello.
  • Tras retirarla, recuerda hidratar tu piel con tu crema facial habitual.

En cuanto a su frecuencia de uso, puedes utilizarla una o dos veces a la semana. Además, si lo haces antes de irte a dormir, la piel quedará mucho más relajada tras este ritual de belleza y lista para potenciar el efecto regenerador de tu crema de noche.

Ahora que ya estás al tanto de los beneficios del carbón activo, te vamos a hablar un poco más de las mascarillas que encontrarás en NIVEA formuladas con este ingrediente.

  • NIVEA Urban Skin Mascarilla de Tejido Detox: solo necesitarás diez minutos para conseguir beneficiarte de todo lo que te brinda. Ha sido elaborada con tejido biodegradable con fórmula matificante con Té Verde y Carbón. Gracias a ella dejarás tu piel con un aspecto saludable y fresco. Puedes usarla hasta 2 veces por semana. Toma nota de este truco: enfríala en el frigorífico antes de usarla y, de esta manera, aportarás un extra de frescor a tu rostro.
  • NIVEA Urban Skin Gel Detox con Arcilla 3 en 1: una mascarilla ideal para matificar, exfoliar, suavizar y reducir las bacterias que causan impurezas además de minimizar los poros. Su fórmula elaborada con extracto de arroz negro, extracto de té verde y arcilla natural es ideal para conseguir un efecto detox en rostro, escote y cuello. Sólo debes dejarla actuar entre 3-5 minutos y ser constante utilizándola – según cómo sea tu piel – 2 ó 3 veces a la semana. Para retirarla, sólo necesitas agua.

Pero recuerda que antes de utilizar la mascarilla es necesario limpiar tu rostro y aplicar tu crema hidratante para terminar tu ritual de belleza.

En suma, las mascarillas de carbón activado te encantarán pues te ayudarán a combatir numerosos frentes (puntos negros, tez apagada, falta de suavidad…). Pero seguro que una vez la pruebes, te preguntarás cómo has podido vivir hasta ahora sin ella.

 

Fuentes consultadas:

NIVEA