Cómo evitar las manchas de desodorante en la ropa NIVEA

Cómo evitar las manchas de desodorante en la ropa

El tema es recurrente. Vas a ponerte tu camiseta favorita que acabas de lavar y tu mirada choca con una de esas terribles manchas de desodorante en la ropa. ¿Qué puedes hacer al respecto? Por supuesto, volver a lavarla y es posible que te toque aplicar algún truco antimanchas para lograr que desaparezca. Aunque tampoco debes descartar cambiar de desodorante. 

Algunas personas son muy cautelosas y siempre respetan los 5 o 10 minutos de rigor necesarios para que se seque el desodorante y no manche la prenda. En cambio, otros tienen prisa o sucumben a la impaciencia y se ponen la ropa de inmediato. ¿Eres de esos? En muchas ocasiones, tu ropa puede terminar llena de horrendas manchas de desodorante acartonadas.

Nuestro principal consejo: elige el desodorante adecuado

Existe una gran variedad de desodorantes. Algunos de ellos, como NIVEA Black & White Invisible Active Roll-on, han sido desarrollados para evitar las manchas de desodorante en tu ropa. Su fórmula ha sido perfeccionada con la ayuda de expertos en productos textiles (en concreto, procedentes del “Hohenstein International Textile Institute”) cuyo poder antimanchas te dejará con la boca abierta. Todo ello, además, sin perder de vista el bienestar de tu piel pues cuenta con protección antibacteriana y está libre de alcohol.

Otros trucos para olvidarte de las manchas

En caso de que ya tengas un par de prendas que luzcan la huella inconfundible del desodorante, tenemos unos cuantos trucos que te ayudarán a borrarla para siempre. Además, apenas gastarás dinero, pues únicamente necesitarás productos que es muy probable que ya tengas por casa y que –en caso de que precises comprarlos– resultan tremendamente baratos. Aquí va nuestro manual de trucos antimanchas:

  • Coge un poco de bicarbonato de sodio, mézclalo con agua, haz una pequeña pasta, y aplícala sobre la mancha antes de meter la prenda en la lavadora. ¡No olvides frotar un poco!
  • La aspirina es capaz de evaporar dolores de cabeza, pero también manchas tan persistentes como las que deja el desodorante. Así que puedes disolverla en un poco de agua y aplicarla sobre la mancha.
  • El amoniaco también puede servir de estupendo quitamanchas. En este caso, vertemos unas gotas sobre un trapo limpio y frotamos con él sobre la prenda manchada.
  • Otra solución pasa por sumergir la prenda en una solución acuosa de ácido cítrico y dejarla en remojo de 12 a 24 horas, para después enjuagarla con agua y lavarla a la temperatura más elevada posible. Eso sí, cómo máximo un 5% de ácido cítrico, dada la delicadeza de algunos tejidos y botones. Podrás adquirir este ácido en las farmacias o droguerías, pero recuerda emplearlo con cuidado, ya que puede irritar la piel o los ojos por inhalación.

Estos consejos se basan en nuestra experiencia, pero por desgracia no podemos garantizar que tengan éxito con todas las manchas o todo tipo de ropa. Pero procura que no vuelva a repetirse el incidente con tu desodorante, cámbialo por uno más apropiado que se lleve a las mil maravillas con tu armario y no olvides utilizarlo de forma correcta: aplica la cantidad adecuada y déjalo secar antes de vestirte.