mujer mirándose en el espejo

Todo lo que debes saber sobre cómo quitar las espinillas

Olvídate de tener espinillas en la cara con nuestra ayuda profesional

¿Cómo eliminar los granos?

El acné puede ser frustrante, especialmente cuando se sufre de adulto: te hace preguntarte cómo eliminarlo y puede afectar a tu confianza. Seas como seas, tu belleza es innegable y debes saber que es natural tener acné y una piel con textura. No obstante, nuestros expertos han recopilado los consejos más útiles para que sepas cómo quitar las espinillas y, para ello, primero debes entender qué son.

La ciencia de las espinillas

¿QUÉ SON LAS ESPINILLAS?

La glándula sebácea se ubica al lado de los pequeños folículos de la piel y segrega una sustancia oleosa llamada sebo, que evita que la piel y el vello se sequen. Los granos son, por tanto, un mecanismo de la piel para mantenerse sana. Se forman cuando esos poros se obstruyen y se inflaman: en ese momento, el cuerpo trata de repararse con un mayor envío de sangre y sustancias químicas a la zona afectada, causando así inflamación.

¿QUÉ TIPOS DE ESPINILLAS EXISTEN?

Para tratar las espinillas en la cara de forma efectiva, es esencial que identifiques qué tipo de acné sufres. Descubre aquí los 6 tipos principales de granos que debes conocer. 

- Puntos negros – son pequeños bultos negros que se forman en la piel. Su tonalidad se debe a que la capa interior del folículo del pelo les da color. 
- Puntos blancos – Estos se forman cuando el poro está completamente cerrado y se inflama. 
- Pústulas – Un bulto rojo pequeño con una cabeza blanca aparece cuando se genera pus.
- Pápulas – Bultos rojos, pequeños y dolorosos. 
- Nódulos – Bultos grandes y duros que se forman bajo la superficie de la piel y son dolorosos. 
- Quistes – Son el tipo más grave de grano: grandes y dolorosos bultos llenos de pus que conllevan un mayor riesgo de aparición de cicatrices permanentes. 

mujer rubia riendo

mujer rubia riendo


¿Qué causa la aparición de granos?

Aquí tienes las causas principales de la formación de granos en la cara:

comida sana

DIETA



No es ningún secreto que lo que comemos afecta a nuestra piel. Los carbohidratos de alto índice glucémico como la pasta, el arroz blanco, el azúcar o el pan blanco, elevan los niveles de azúcar en sangre, lo que pone en marcha la producción de hormonas y aumenta la producción de sebo. Los lácteos y las grasas trans saturadas también eleva el riesgo de que aparezcan granos.
 

necesidades de la piel adolescente

HORMONAS

  Las glándulas sebáceas son susceptibles a los cambios hormonales. Durante la pubertad, los niveles hormonales de los adolescentes sufren alteraciones drásticas y, por ello, el acné está particularmente ligado a esta etapa. En el caso de las mujeres, quienes tienen receptores andrógenos sensibles son más propensas a producir sebo y, en consecuencia, a tener poros obstruidos.
 

aplicando cuidado de la piel

CUIDADO INADECUADO DE LA PIEL



Cuidar tu piel de forma incorrecta puede aumentar tus posibilidades de sufrir acné, especialmente si tu rutina es agresiva con la piel. Utilizar productos abrasivos, como los formulados con perfumes y tintes, puede irrirtar y secar tu piel. Cuando nuestra piel está seca, ella misma compensa esa sequedad generando más sebo, lo que obstruye los poros y puede llegar a causar acné. 
 

viviendo en la ciudad

AMBIENTE


Tu ambiente afecta a la salud de tu piel, así que es crucial que identifiques qué tiene efectos negativos en tu piuel y es un factor de la aparición de espinillas. Si vives cerca de zonas con mucho tráfico o de grandes ciudades, tu piel está expuesta a contaminación, polvo y suciedad. Estas partículas pueden pegarse al sebo de tu piel y osbtruir sus poros, sobre todo si no la limpias bien al final del día.

La maquinaria del cuerpo es compleja pero informativa. Lo que pase en las distintas zonas del rostro nos puede indicar qué está sucendiendo en nuestro cuerpo.


MAPA FACIAL: ¿QUÉ SIGNIFICAN LOS GRANOS DE CADA ZONA?

[{"CssClasses":"","CssStyles":null,"X":"777","Y":"233","XMobile":"777","YMobile":"233","HotspotDetail":[{"Type":"HotspotText","Title":"GRANOS EN LA FRENTE","Copy":"\u003cbr /\u003e\nEl sudor acumulado bajo el flequillo o los residuos de los productos para el pelo que se quedan en la frente pueden obstruir tus poros y formar espinillas. Estas pueden deberse a la grasa del pelo o a la dieta si se encuentran pasada la l\u0026iacute;nea del pelo. Los granos de la frente tambi\u0026eacute;n pueden indicar una ingesta excesiva de carne roja, grasas saturadas o alcohol.\u0026nbsp;\u003cbr /\u003e\n\u0026nbsp;\u003cbr /\u003e","Link":{"Title":"","Url":""},"Button":null}]},{"CssClasses":"","CssStyles":null,"X":"976","Y":"604","XMobile":"976","YMobile":"604","HotspotDetail":[{"Type":"HotspotText","Title":" GRANOS EN LAS MEJILLAS","Copy":"\u003cbr /\u003e\nTambi\u0026eacute;n pueden deberse a un exceso en el cosumo de az\u0026uacute;car, carne roja o l\u0026aacute;cteos, aunque pueden estar igualmente relacionados con la higiene general. Las almohadas y los m\u0026oacute;viles est\u0026aacute;n plagados de bacterias y, al pegarlos a la cara, pueden hacer aparecer granos en las mejillas y espinillas en la nariz. Aseg\u0026uacute;rate de no llevar el m\u0026oacute;vil al ba\u0026ntilde;o y l\u0026iacute;mpialo con toallitas antibacterianas. Tambi\u0026eacute;n debes asegurarte de lavar la funda de almohada al menos una vez por semana.\u003cbr /\u003e\n\u0026nbsp;\u003cbr /\u003e","Link":{"Title":"","Url":""},"Button":null}]},{"CssClasses":"","CssStyles":null,"X":"857","Y":"871","XMobile":"857","YMobile":"871","HotspotDetail":[{"Type":"HotspotText","Title":"GRANOS EN LA BARBILLA Y ALREDEDOR DE LA BOCA","Copy":"\u003cbr /\u003e\nSuelen indicar cambios hormonales debidos a disrupciones en tu sistema endocrino (el encargado de producir hormonas), lo que puede sobreestimular las gl\u0026aacute;ndulas seb\u0026aacute;ceas. Es por esto que las mujeres pueden ver aparecer espinillas en la barbilla durante la menstruaci\u0026oacute;n o al someterse a ciertos m\u0026eacute;todos anticonceptivos.","Link":{"Title":"","Url":""},"Button":null}]}]

¿QUÉ HACER

QUÉ HACER:


SIGUE UNA RUTINA DE CUIDADO DE LA PIEL
 
Una buena rutina de cuidado de la piel es uno de los tratamientos más aconsejados para las pieles propensas al acné y ayudará a prevenir la formación de nuevas espinillas. Asegúrate de que limpias tu piel dos veces al día con un limpiador suave que elimine la suciedad, los residuos y la contaminación de los poros. A la hora de lavarte, puedes usar agua tibia (no caliente) para abrir tus poros y permitir que el limpiador retire las impurezas. Te sugerimos nuestra gama de Limpiadores Faciales Sólidos NIVEA con un 99% de ingredientes naturales, sin jabón y con un pH perfectamente optimizado con el pH de tu piel que la deja suave y calmada. También te aconsejamos exfoliar tu rostro un par de veces por semana con nuestro Exfoliante Facial de Arroz Suave NIVEA, que purifica y exfolia la piel para que obtengas una limpieza profunda. A la hora de secar la piel, hazlo dando toquecitos con una toalla y sin frotar. Y siempre termina con un hidratante. 
 
UTILIZA PROTECTOR SOLAR
La exposición a los rayos UV del sol daña la barrera naturar de la piel y provoca que los granos se sequen, lo que detona una mayor producción de sebo. La piel grasa bloquea los poros y provoca la aparición de bacterias y, por consiguiente, de espinillas. Si piensas que exponerte al sol es una buena técnica para quitar las espinillas, te estás equivocando. Pero si proteges tu piel con un protector solar no comedogénico, estarás previniendo la aparición de grandes inflamaciones, de pigmentación y de cicatrices.  
 
LLEVA UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE
Los problemas de la piel suelen estar relacionados con el estrés. Para prevenir la aparición de granos y espinillas, es conveniente hacer un esfuerzo por evitar la tensión y la ansiedad. Tómate tiempo para ti y haz ejercicio de forma regular: esto estimulará el flujo sanguíneo y mejorará tu humor. También debes asegurarte de no tocar tu cara en exceso y de lavar tu pelo (o, si eres un hombre, la barba), ya que el sebo del pelo puede provocar la apación de acné. 
 
Come sano:
Además de un cuidado constante y personalizado de tu piel, debes mantener una dieta saludable, ya que esta tiene un gran impacto en tu piel. Las vitaminas y los antioxidantes de las frutas y las verduras son perfectos para tu piel y como tratamiento para el acné, y el nivel de azúcar en sangre también influye en su formación. En cualquier caso, cada persona es un mundo, así que trata de prestar atención a los alimentos que te generan reacciones indeseadas y evita su ingesta. 

QUÉ EVITAR

QUÉ EVITAR:

NO TE QUITES LOS GRANOS
Según los dermatólogos, jamás debes sacar espinillas. Al explotar granos estás impidiendo que tu piel se cure. Además, puedes dañar la piel y hacerla sangrar, generando así una herida abierta en la que se acumularán más bacterias. Todo esto podría empeorar la situación y agrandar los granos. Sacar espinillas también provoca una mayor entrada de residuos en los folículos y puede agravar el brote de acné. Por último, también debes evitar explotar granos por las cicatrices que esto podría causar: ¡son muy difíciles de borrar!
 
NO SEQUES EN EXCESO LA ZONA AFECTADA
Evita lavarla más de la cuenta o aplicar en ella productos abrasivos, ya que la piel con impurezas es muy sensible. Con los tratamientos para el acné, menos es más: el uso excesivo de ingredientes activos puede irritar la piel, debilitarla y secarla. 
 
NO TE APLIQUES MAQUILLAJE QUE OSBTRUYA LOS POROS
Si tu piel es propensa a los granos, hay ciertos ingredientes de los que debes alejarte. Los productos de maquillaje que contienen aceites minerales y lanolina son comedogénicos, lo que significa que pueden obstruir los poros y hacer salir granos. Antes de usar un producto debes informarte y leer las etiquetas.  
Además, es importante que recuerdes retirar el maquillaje, ya que si lo dejas por la noche, tus poros se obstruirán más y más.  
Más vale prevenir que curar. 
 
Si llevas mucho tiempo sufriendo de espinillas en la cara, no dudes en ponerte en contacto con tu médico o dermatólogo para obtener asesoramiento profesional. 


No te creas todos los remedios caseros que veas

3 Remedios caseros para los granos

Los remedios caseros para el acné pueden ser muy atractivos (sobre todo económicamente), pero debes tener cuidado con ellos. La pasta de dientes, el zumo de limón o la gaseosa son productos frecuentemente utilizados para quitar las espinillas y, no obstante, los dermatólogos los desaconsejan, ya que son agresivos, poco efectivos y dañinos para la piel.
Si no te resistes a probar algunos remedios caseros, aquí tienes 3 opciones seguras, recopiladas por nuestros expertos, que puedes hacer en casa.
             Recuerda: si sientes algún tipo de irritación en la piel, debes interrumpir el procedimiento de inmediato.
 

miel

Mascarilla de miel y canela



La miel y la canela tienen propiedades antibacterianas cuando se combinan y pueden ayudar a eliminar las bacterias que provocan el acné. Además, pueden ayudar a reducir la inflamación y a curar las heridas.

Modo de empleo:
Prepara una pasta mezclando 2 cucharas soperas de miel y 1 cucharilla de canela. Limpia tu piel y aplica la mezcla durante 10-15 minutos. Pasado este tiempo, aclara la mascarilla con agua tibia (no caliente) y da toquecitos en tu cara con una toalla para secarla.
 

ingrediente de aloe vera

Aloe vera

 

El aloe vera es otro infrediente de origen vegetal que contiene de forma natural ácido salicílico y sulfuro, que pueden mejorar y curar la piel. Al igual que el aceite del árbol del té, el aloe vera puede encontrarse en forma de extracto o en productos de parafarmacia.
 
Modo de empleo:
Corta y pela una hoja de una planta de aloe para extraer el gel de su interior con ayuda de una cuchara. Aplica el gel directamente en el rostro como hidratante y repite el proceso si es necesario.
 

Aceite del árbol del té

Es un conocido antiinflamatorio natural que puede tener efectos antimicrobianos beneficiosos, lo que significa que podría ayudar a eliminar los granos.
 
Modo de empleo:
Para utilizarlo de forma segura y disfrutar sus beneficios, debes preparar una mezcla con 1 parte de aceite del árbol del té y 4 partes de otro aceite no comedogénico, como el aceite de jojoba. Aplica la solución en las zonas afectadas con un bastoncillo 1 o 2 veces al día seguido de un hidratante para evitar la piel seca.