Por qué necesitamos la luz solar

Saludable y feliz: por qué necesitamos la luz solar

El sol aporta a nuestro cuerpo energía y vitamina D
Aunque deberías disfrutar del sol con precaución, evitarlo por completo tampoco es sano. La luz del sol nos levanta el ánimo y proporciona sustancias importantes, como la vitamina D. Simplemente, el sol nos hace felices.

Todo sobre la luz del sol

Momentos soleados para ti

La luz del sol nos ayuda a regular las funciones corporales y nuestros patrones de sueño. Nos levanta el ánimo, incrementa nuestro bienestar y mejora nuestra salud en general. Además, la luz solar estimula el metabolismo, y tiene un efecto positivo en nuestra circulación y nuestro sistema inmunitario. Con todas estas ventajas, la luz del sol es mucho más que puro placer: es una parte básica de una vida sana.

Cómo nos hace felices y sanos el sol

La mayoría de la gente es más feliz al sol, y hay un buen motivo para ello: la luz del sol es esencial para proporcionarnos vitamina D, que influye en nuestra salud y, por lo tanto, en nuestra mente.

Cómo nos broncea la luz solar

Nuestra piel se oscurece al sol porque la luz ultravioleta fomenta que produzca un pigmento llamado melanina. La tarea de la melanina consiste en proteger nuestra piel del daño causado por las radiaciones ultravioletas, proporcionando a nuestras células cutáneas un escudo protector eficaz.

¿Qué hace que se oscurezca nuestra piel?

Con un bronceado homogéneo y radiante nos sentimos más atractivos y seguros de nosotros mismos. Pero nuestra piel no se broncea para combinar con nuestro estilo: broncearse es la respuesta de nuestra piel ante las influencias dañinas del sol. Por lo tanto, un bronceado tiene sus beneficios prácticos, aparte de hacer que tengamos un aspecto estupendo y nos sintamos bien. Pero, al tomar el sol, siempre hemos de usar protector solar, como los productos de protección solar de NIVEA.

Por qué nos anima la luz del sol

Nuestra piel depende de la radiación de UV del sol para poder producir vitamina D. Esta prohormona es importante para nuestra salud por muchos motivos: ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer, ralentiza el proceso de envejecimiento, fortalece el sistema inmunitario y estabiliza la presión arterial. La vitamina D también ayuda a que nuestro cuerpo absorba el calcio, que es necesario para formar huesos sanos.

Deficiencia de vitamina D debido a una baja exposición al sol

En verano se forma suficiente vitamina D gracias a la alta intensidad del sol, incluso con una protección solar adecuada. Por lo tanto, es más frecuente que haya deficiencia de vitamina D en invierno.

Cómo proporciona vitamina D el sol, y por qué es tan importante

Vitamina D

La vitamina D desempeña un papel importante a la hora de fortalecer nuestro sistema inmunitario. Para producirla, nuestro cuerpo necesita luz solar, puesto que la vitamina D es una prohormona que se forma cuando nuestra piel entra en contacto con la luz del sol. Aunque algunos alimentos también contienen vitamina D, solo es en pequeñas cantidades, insignificantes en comparación con la cantidad que produce nuestra piel.

El sol y tu cuerpo trabajan en equipo

La vitamina D también es una hormona y el cuerpo solo la produce cuando recibe suficiente luz solar. Es más, la vitamina D es la única vitamina que los humanos pueden crear por sí mismos y no necesitan ingerir mediante alimentos.

Protección y cuidado para la piel bajo el sol

Te recomendamos...