Imagen

Estas son las zonas de la piel que deberías proteger especialmente en la montaña

También es cierto que, cuando estés en la montaña, deberías proteger todas las partes del cuerpo que entren en contacto con la luz del sol. Presta especial atención al rostro, el puente de la nariz, el cuello, los brazos y las orejas.