what is my skin type

¿Cómo saber qué tipo de piel tengo?

Descubre los distintos tipos de piel y averigua cuál es el tuyo.

¿Cómo saber qué tipo de piel tengo? Conoce los 6 tipos de piel

En NIVEA sabemos que puede ser difícil identificar tu tipo de piel, saber cómo cuidarla y cómo nutrirla. Existen diferentes tipos de piel: mixta, seca, sensible, con manchas o madura; pero hemos creado una forma muy sencilla para que puedas responder a la gran pregunta: "¿qué tipo de piel tengo?”

Piel mixta, piel seca, piel normal... ¿qué tipo de piel tengo?

NIVEA tiene productos y consejos para todos los tipos de piel. ¡Descubre cuál es el tuyo!

Saber cuáles son los tipos de piel que hay
y cuál es tu tipo de piel es la clave para adoptar la rutina de cuidado idónea. A veces, nuestro tipo de piel no se ajusta a una categoría concreta, sino que puede estar a caballo entre varios tipos de piel o cambiar en función de la estación del año, los factores externos y los cambios en el estilo de vida. 

 

¿Qué tipo de piel tengo? Características de los tipos de piel

Tipo De Piel 1: Piel Mixta

La piel mixta tiende a tener dos tipos de piel en toda la cara: piel normal o tirando a seca alrededor de las mejillas y la barbilla, y piel grasa con imperfecciones en la frente y la nariz. La piel mixta tiende a brillar y a formar manchas, especialmente en las zonas grasas. En cambio, la zona de las mejillas es normal tirando a seca. Esto puede dificultar tu rutina de cuidado de la piel, ya que tendrás que cuidar todas las zonas del rostro.

Consejos si la respuesta a "cuál es mi tipo de piel" es: piel mixta

Para limpiar la piel, lo primero es eliminar la grasa y evitar que las zonas más secas se resequen. Para ello, empieza tu rutina de cuidado de la piel con un limpiador suave, indicado para tu piel, y termina con una crema hidratante sin grasa. Con una cantidad de crema hidratante equivalente al tamaño de una avellana, y utilizándola con moderación en la zona T más grasa será suficiente. La Crema de Día Matificante está pensada para las pieles mixtas, ya que reduce los brillos a la vez que hidrata las zonas que más lo necesitan. 
Si no estás segura, elige un producto para pieles mixtas. Tenemos una amplia gama de productos diseñados para este perfil. 


¿Qué tipo de piel tengo? Características de los tipos de piel

Tipo de piel 2: Piel seca

Si tu piel tiene un aspecto seco y escamoso, es muy probable que tengas la piel seca. Entre las características de los tipos de piel seca están: carecen de humedad y de lípidos, es decir, de grasas. Por lo tanto, es menos elástica y más tensa. Esto puede hacer que la piel seca empiece a picar e incluso a irritarse. Este tipo de piel es especialmente susceptible a los cambios ambientales, como la luz del sol o el viento. Es importante protegerse con crema solar y ropa adecuada, como sombreros. Se pueden utilizar cremas hidratantes para ayudar a restaurar las reservas de humedad y reforzar las barreras protectoras de la piel. 

Así es la piel seca: 

  • tensa y con tendencia a picar 
  • aspecto áspero y escamoso 
  • reacciona rápidamente a las influencias externas, como la temperatura

Consejos si la respuesta a "cuál es mi tipo de piel" es: piel seca                                            

Son muchos los factores que pueden ayudarte a mejorar los efectos que causa este tipo de piel.

  • En primer lugar, asegúrate de que tu rutina de cuidado de la piel es la adecuada para aliviar la piel seca, evita los limpiadores fuertes y utiliza cremas hidratantes, como por ejemplo las enriquecidas con aceite de almendras natural. 
  • Bebe, al menos, 2 litros de agua sin gas al día.
  • Las cremas de día con protección solar te ayudarán a proteger tu piel de la radiación UV, que podría resecarla más.
  • Un sérum es un complemento perfecto para hidratar la piel, y algunos productos con aceites naturales también pueden ayudar a relajarla. El sérum es una forma estupenda de tratar problemas concretos de la piel y de preparar la piel para la crema hidratante, permitiendo que absorba más sus beneficios. Por otra parte, el ácido hialurónico es una bendición para todo tipo de pieles, especialmente para las pieles secas y sensibles. El ácido hialurónico es un humectante, es decir, tiene el poder de atraer moléculas de agua hacia la piel y puede retener hasta 1.000 veces su peso en agua. Esto significa que puede mantener la piel hidratada durante más tiempo y es un producto imprescindible para las pieles secas.


¿Qué tipo de piel tengo? Características de los tipos de piel

Tipo de piel 3: Piel normal

Si tienes la suerte de tener un cutis fino y uniforme, lo más probable es que tu tipo de piel sea normal, o que tu rutina de cuidado facial sea perfecta para las necesidades de tu piel. Sin embargo, para mantener su aspecto saludable, es importante hidratarla y protegerla, y cómo no, tener una rutina de cuidado de piel regular. Cuanto mejor cuides tu piel ahora, más probabilidades de que esté sana. Limpia e hidrata tu rostro todos los días, y exfolia en profundidad al menos una vez a la semana para eliminar la suciedad y las células muertas de la piel.

Así es la piel normal: 

  • Poros finos 
  • Elástica
  • No está “tirante” después del lavado
  • No tiene una zona visiblemente grasa o escamosa

Consejos si la respuesta a "cuál es mi tipo de piel" es: piel normal

  • Los cuidados regulares de día y de noche mantienen tu piel fresca. Por ejemplo, usar agua micelar deja una piel con un aspecto muy saludable. 
  • La exfoliación (suave) elimina las impurezas y las células muertas de la piel, para garantizar que tu rostro esté 100% limpio.
  • Al aplicar la crema facial con un masaje, también se estimula la circulación. Opta por una crema de día ligera con FPS añadido. Si tienes un tipo de piel normal, es menos probable que tengas que cambiar tu rutina de día/noche, ya que no necesitarás productos de noche que se centren en los problemas de la piel. Pero sea cual sea tu tipo de piel, siempre es bueno que esté hidratada, así que utiliza una crema hidratante nutritiva de noche.
  • Cuidado de los ojos: incluso las pieles normales notan el estrés, el cansancio y la edad alrededor de esta zona, ¡hidrátala!
 


¿Qué tipo de piel tengo?

Tipo de piel 4: Piel con manchas

Las personas con piel con imperfecciones también suelen tener la piel sensible, y esta tiende a producir más sebo del necesario, una secreción de grasa de las glándulas sebáceas. Esto puede dar lugar a puntos negros, manchas y acné. A menudo se trata de una predisposición genética, de la que son responsables el estrés y las fluctuaciones hormonales. Con productos de limpieza facial y cuidado antibacterianos, puedes restablecer el equilibrio natural de tu piel. Si tienes una piel especialmente sensible, intenta encontrar productos suaves para la cara.

Así es la piel con imperfecciones: 

  • con poros grandes 
  • brillante 
  • tiende a desarrollar impurezas.

Consejos si la respuesta a "cuál es mi tipo de piel" es: piel con imperfecciones

  • Es fundamental limpiar la piel antes de acostarse, sobre todo en el caso de las personas con pieles con imperfecciones o tendencia al acné. Con este tipo de piel, el maquillaje también debe retirarse por la noche. No hacerlo puede bloquear los poros durante la noche, lo que aumentará los problemas de la piel con imperfecciones. 

Las pieles con imperfecciones pueden beneficiarse de una doble limpieza, pero ten cuidado de no poner demasiados ingredientes, ya que esto puede desencadenar brotes. Elimina el maquillaje y las impurezas con agua micelar.

  • Utiliza un exfoliante suave y una mascarilla facial una vez a la semana para combatir las manchas y desobstruir los poros.
  • ¡No aprietes los puntos negros ni los granos! Esto puede provocar cicatrices de acné o extender las bacterias por el rostro.
  • La piel con imperfecciones puede verse agravada por la sequedad, así que no caigas en la tentación de saltarte este paso. Para ayudar a reducir los brillos en el rostro, prueba una crema de día matificante.


¿Qué tipo de piel tengo? Características de los tipos de piel

Tipo de piel 5: Piel sensible

La piel sensible reacciona más a los medios externos como el estrés, el aire seco de las calefacciones, los vientos fuertes o la luz ultravioleta. Si este tipo de piel se desequilibra, se siente tensa, con picor y sequedad desarrolla rojeces. La piel sensible también puede contribuir a la sequedad de la piel, las manchas, el acné o los puntos negros. Por lo tanto, la piel sensible requiere un cuidado especial para calmarla y reforzar sus barreras, para ayudar a hacerla resistente. 

Así es este tipo de piel:

  • Sensible a las influencias ambientales, como el sol, o a productos perfumados
  • Tensa y con picores
  • A menudo se enrojece o tiene capilares rotos 
  • Se sonroja o se ruboriza con facilidad 
  • Sufre brotes

Consejos si la respuesta a "cuál es mi tipo de piel" es: piel sensible

  • Elige una crema que te proteja de las influencias ambientales nocivas y utiliza un FPS. Limpia tu rostro con una leche limpiadora específica para pieles sensibles, que ayude a reducir los tres principales signos de este tipo de piel -rojeces, tirantez y sequedad- y sigue con una Crema de Día Calmante. Los días con sol, o cuando pases más tiempo al aire libre, aumenta tu protección solar con una crema de día que contenga FPS.
  • Después de limpiar la cara, no la seques pasando una toalla con fuerza, hazlo con suavidad.
  • Elige productos sin perfume: las fragancias pueden causar irritación en la piel. 
  • Presta atención a tu dieta: las especias picantes no son buenas
 


¿Qué tipo de piel tengo? Características de los tipos de piel

Tipo De Piel 6: Piel Madura

A medida que envejecemos, se producen muchos procesos en la piel que cambian su aspecto, su estructura e incluso su tacto. Esto incluye una menor actividad celular, una regeneración más lenta, una menor producción de colágeno, o daños causados por la radiación UV. La piel madura puede carecer de hidratación y elasticidad, lo que suele ser una de las causas de la sequedad de la piel en los últimos años. Con productos de cuidado innovadores se pueden reducir las líneas de expresión, las arrugas y las manchas de pigmentación. Eso sí, puedes ayudar a reducir los efectos indeseados de la piel madura para que no aparezcan antes, utilizando productos antienvejecimiento como cremas de día y cremas de noche. 

Así es la piel madura 

  • Menos elástica
  • Falta de hidratación 
  • Las líneas, arrugas o manchas de pigmentación son visibles

Consejos si la respuesta a "cuál es mi tipo de piel" es: piel madura

  • Asegúrate de utilizar suficiente protección solar: un exceso de radiación UV hace que tu piel envejezca prematuramente. Aunque no salgas a la calle, la luz azul de las pantallas puede tener un efecto deshidratante y perjudicial para la piel. Esta barrera adicional puede evitar que se produzcan más daños prematuros. 
  • Evita los hábitos que aceleran el proceso de envejecimiento de la piel como el tabaco, el consumo excesivo de alcohol y de alimentos azucarados o grasos.
  • Utiliza una crema especial para el cuidado de los ojos: las líneas de expresión alrededor de los ojos son las primeras en aparecer, a menudo apodadas "líneas de la risa".
  • Aplica suavemente una crema antiarrugas para el contorno de ojos por la noche para hidratar y calmar. 
  • Las mascarillas hidratantes con aceites de alta calidad nutren la piel y la dejan más mimada y relajada.
  • Elige cremas que favorezcan la regeneración celular de tu piel y presta especial atención a tu rutina nocturna. La piel se restaura mientras duerme y es el momento de maximizar los beneficios de los ingredientes para el cuidado de la piel. 


¿Cómo puedo saber cuál es mi tipo de piel?

Si todavía no tienes claro cuáles son los diferentes tipos de piel y no puedes responder a la pregunta "¿cuál es mi tipo de piel?", te presentamos un test que puede ayudarte a diferenciar tu tipo de piel. Sólo necesitas un espejo, un limpiador y 30 minutos: 

Lávate la cara con un limpiador suave. Sécate y no te apliques ningún sérum, crema hidratante, etc. Después de 30 minutos, comprueba tu cara en el espejo:

- Si está brillante por todas partes, es probable que tu tipo de piel sea grasa.
- Si la zona T -es decir, la frente, la nariz y la barbilla- está brillante, es probable que tengas una piel mixta.
- ¿Sientes la piel tirante o escamosa? Podría ser piel seca.
- Y si tu piel no tiene brillos, está bien hidratada y tiene un aspecto suave, lo más probable es que tengas una piel normal.

El método del “papel secante” es otra forma de responder a "qué tipo de piel tengo", sobre todo para las pieles grasas y secas. Pasa suavemente este papel por tu cara. Una vez hecho esto, ponlo a trasluz. Si hay poca o ninguna grasa, es probable que tengas la piel seca. Si el papel ha recogido la grasa de la zona T, es probable que sea mixta, y si está saturada de grasa, es probable que tu tipo de piel sea grasa.