Mitos de belleza: es hora de acabar con los falsos mitos

Los consejos de tu madre o de tu abuela a menudo suelen ser ciertos y beneficiosos, pero algunos no son más que leyendas. Exploramos veinte mitos de belleza y te informamos de los conocimientos científicos actuales.

Errores genuinos y falsas creencias

quote5

¿Qué es un mito?

El término griego describe un deseo o acción imaginaria que, a pesar de no contar con pruebas sobre su veracidad o que a pesar de que a menudo nada tiene ya que ver con el estado actual de los conocimientos, muchas personas sostienen como creencia o verdad. ¿Por qué permanecen los mitos tan obstinadamente en nuestra conciencia? Probablemente porque los hemos aprendido cuando éramos niños y han quedado anclados en nuestra memoria. De este modo, repetimos ciertas cosas desde siempre en nuestras rutinas diarias de aseo personal. Únicamente porque creemos en ellas y porque estamos acostumbrados a hacerlas. Aquí ponemos en tela de juicio unos cuantos mitos en relación al cuidado facial y del cabello para desenmascarar si se trata de espantosos errores o de verdades indiscutibles. Deshazte de algunos de ellos.

Creencias sobre tu rostro

¿A quién se le ocurriría que la pasta de dientes era eficaz contra los granitos? Algunas creencias se originan por casualidad y duran generaciones. Hemos recopilado unos cuantos mitos sobre cuidado facial y presentamos la verdad detrás de cada idea equivocada.

Cuidado facial: ¿podrían ser falsas estas creencias?

Creencia: tu piel se vuelve adicta a la hidratación

Desde luego que no. Tu piel no se adapta a los cuidados que le das reduciendo su humedad y producción de lípidos. Las cremas solo equilibran su ausencia y refuerzan las capas protectoras naturales de la piel.

Cuidado facial: ¿podrían ser falsas estas creencias?

Creencia: puedes usar una toalla para hacerte un masaje facial

Totalmente falso. Hay que tener cuidado al secarse la cara. Date toquecitos suaves con una toalla en el rostro tras limpiarlo. Puede que tardes más, pero la piel sufre menos.

Cuidado facial: ¿podrían ser falsas estas creencias?

Creencia: la exfoliación reseca la piel

En absoluto. Exfoliarte elimina suavemente las impurezas y las células muertas de la piel, estimula la regeneración celular e incrementa la circulación sanguínea en las capas superiores de la piel. Además, reduce el exceso de grasa sin perturbar el equilibrio de la piel ni resecarla.

Cuidado facial: ¿podrían ser falsas estas creencias?

Creencia: la pasta de dientes ayuda a combatir los granitos

Esta no es una buena idea. Algunas pastas de dientes contienen zinc, de modo que sí que tienen efectos secantes y antiinflamatorios. Sin embargo, muchas también contienen flúor y mentol. Estos ingredientes irritan la piel y pueden  empeorar los granitos.

Creencias sobre el cabello

Tenemos seis millones de pelos en la cabeza. Y hay gran cantidad de creencias sobre cómo cuidarlos y cómo crecen. ¿Qué tienen en común las creencias sobre el cabello con el champú?

Cuidado del cabello: basta de tradiciones anticuadas

Creencia: cortar las puntas acelera el crecimiento del pelo

Por desgracia no. El cabello no crece con más espesor ni más rápido; ni aunque vayas cada mes al peluquero. La raíz del cabello es la responsable del crecimiento capilar, y no se estimula al cortar el pelo. Eso sí, cortar periódicamente las puntas ayudará a que luzca más sano.

Cuidado del cabello: basta de tradiciones anticuadas

Creencia: puedes conseguir un pelo brillante cepillándote el pelo 100 veces al día

Peinarte el cabello con frecuencia estimula la circulación del cuero cabelludo y, con esta, la producción de sebo, lo que significa que la grasa, que es totalmente natural, se esparce por el cabello. Es esa capa de grasa la que hace que tu cabello esté brillante.

Cuidado del cabello: basta de tradiciones anticuadas

Creencia: es mejor cortarte el pelo cuando hay luna llena

Parece que sí, pero no hay estudios que lo demuestren. Las mareas prueban el fuerte influjo de la luna en el mar, por eso las personas que creen en el poder de la luna afirman que influye también en nuestro cuerpo y cabello que según parece crece más rápido si lo cortas en luna creciente.

Cuidado del cabello: basta de tradiciones anticuadas

Creencia: la cerveza y los huevos son geniales para tener un cabello fuerte

Sin duda. Si quieres un pelo brillante haz un acondicionador casero mezclando yema de huevo y aceite de oliva. Déjalo actuar un buen rato y acláralo bien. Si quieres  fortelecer el cabello, prueba con la cerveza, eso sí, aunque aclares bien el cabello, el olor no será tan agradable.

Creencias sobre el cuerpo

Examinamos atentamente varias creencias de belleza. ¿Adelgaza sudar? La verdad es que no, solo es un rumor. ¿Deberías beber agua aunque ya no tengas sed? Descubre la verdad, toda la verdad.

Cuidado corporal: la verdad desnuda

Creencia: el sueño de mejor calidad se tiene antes de la medianoche

Falso: lo importante es que las fases de sueño profundo (que es cuando el cuerpo y la mente se recuperan) tengan lugar durante las primeras cinco horas después de haberse dormido. Y no importa si eso ocurre antes o después de la medianoche.

Cuidado corporal: la verdad desnuda

Creencia: cuanta más agua mejor

Falso: la cantidad justa, ya que beber demasiada agua puede ser nocivo para el cuerpo. Una recomendación muy orientativa consiste en beber unos dos o tres litros al día. Aunque la cantidad ideal varía en función del peso y del nivel de actividad física.

Cuidado corporal: la verdad desnuda

Creencia: Sudar te deja hecha un figurín

Pues no. Sudar incrementa nuestro bienestar, pero no adelgaza. Ya sea al practicar deportes o en la sauna: el agua y "peso" que perdemos sudando se recupera inmediatamente cuando bebemos.

Cuidado corporal: la verdad desnuda

Creencia: El sudor de las axilas siempre huele mal

En absoluto. La humedad de las axilas no tiene olor. El olor desagradable solo aparece cuando las propias bacterias del cuerpo empiezan a descomponer el sudor.

Cuidado corporal: la verdad desnuda

Creencia: cruzar las piernas provoca varices

Olvídate. Aunque las varices suelen empezar en la parte posterior de la rodilla, cruzar las piernas no tiene nada que ver. Los problemas en las venas ocurren principalmente por debilidades genéticas del tejido conectivo.

Cuidado corporal: la verdad desnuda

Creencia: depilarse con cuchilla hace que el pelo crezca más fuerte

No es cierto. Cuando el pelo afeitado crece, parece más grueso porque todo tiene la misma longitud, pero no se fortalece.

Cuidado corporal: la verdad desnuda

Creencia: bañarse demasiado tiempo reseca la piel

En principio es cierto, pero si tienes en cuenta estos consejos podrás evitarlo.Temperatura: 38 grados. Duración: no más de 30 minutos. Con aditivos hidratantes y rehidratantes en el baño, aportarás a tu piel protección adicional y tendrás un momento de placer sin que tu piel se reseque.

Creencias del día a día

¿Qué hay tras el rumor de que los coches no son soláriums con ruedas? Comprende algunas creencias de siempre y descubre mitos de belleza curiosos.

Creencias de todos los colores

Creencia: comer chocolate provoca acné

Falso. Aunque una dieta poco sana (exceso de grasas) podría provocar impurezas, la principal causa de acné es la obstrucción de los poros,  por una sobreproducción de sebo y células córneas.Un cambio hormonal, el tipo de piel y un inadecuado ritual de cuidado son las principales causas.

Creencias de todos los colores

Creencia: las manchas de las uñas las causa la falta de calcio

No es cierto. Las causas de estas manchas probablemente sean heriditas en las zonas de crecimiento de las uñas.

Creencias de todos los colores

Mito: leer con poca luz es malo

No es cierto. Leer con una linterna bajo las sábanas no daña la vista. Aunque los músculos oculares tienen que esforzarse más por la falta de luz, tu vista no se ve perjudicada por ello.

Creencias de todos los colores

Mito: broncearse te protege de las quemaduras solares

Parcialmente cierto. Si éstas aún ligeramente bronceada, necesitarás un factor de protección UV más bajo, pero seguirás necesitando alguno. Y, en todo caso, siempre debes aplicarte una cantidad suficiente de protector solar con ell factor de protección solar adecuado para tu tipo de piel.

Creencias de todos los colores

Mito: en el coche no te pondrás morena

Solo es cierto en parte. El 35 % de los rayos UVB y la mayor parte de la radiación UVA se transmite a través del cristal. Esto significa que la radiación puede dañar y broncear la piel, a no ser que uses una crema con un factor de protección solar adecuado.