Equilibrio Header

Familia, trabajo y ocio: encontrar el equilibrio

Equilibrio interno, serenidad y nueva sensación de felicidad
Hallar equilibrio y sosiego interno no siempre es fácil. Pero puedes fijar nuevas prioridades con algo de consciencia, atención plena y varios trucos sencillos para superar el día de forma más relajada.

Equilibrio entre el trabajo y la vida personal

¿Cómo afrontar mejor las exigencias del trabajo y la familia, el ocio y la vida diaria? Te enseñamos cómo conseguir un equilibrio en todos los ámbitos de tu vida.

Más equilibrio con más variedad

¿Te encanta tu trabajo y siempre lo das todo? Eso es bueno, porque te acercas cada vez más a tus metas. Pero piensa también en aprovechar al máximo tu tiempo libre. Así crearás un equilibrio importante al desconectar del trabajo.

Equilibrio entre el trabajo y la vida personal: ¿qué es exactamente? Le hicimos cinco preguntas a nuestra experta, Brigitte Pajonik

Primera pregunta: ¿Existe de verdad una vida equilibrada?
Respuesta: por supuesto. Podemos alcanzar este equilibrio en cuatro ámbitos de nuestra vida: las relaciones, el trabajo, la salud y asuntos relacionados con el futuro. Pero es importante definir las metas y los deseos en cada ámbito: esto contribuye a ordenar tus pensamientos.

Segunda pregunta: ¿Tienen que estar en equilibrio los cuatro ámbitos?
Respuesta: no. Tú determinas qué porcentaje de tu energía se asigna a cada ámbito. Compara y analiza si tus deseos se corresponden con tu situación actual y en el caso de que la respuesta sea no, plantéate qué puedes hacer para cambiarlo.

Tercera pregunta: De modo que la proporción ha de ser la adecuada para mí, ¿no?
Respuesta: exacto. No tiene que ser perfecta en todos los ámbitos, pero debes estar a gusto con la forma en que repartes tu tiempo, que al final viene determinada por cómo te sientes tú, si eres feliz o no. Tomar esta decisión es lo más importante.

Cuarta pregunta: ¿Cómo me libero del peso de querer dedicarle el cien por cien a todo?
Respuesta: con aplomo. Pregúntate: si no hago algo a la perfección, ¿se acabará el mundo? ¿Qué es lo peor que podría pasar? Aprendiendo a "quitarle hierro" a las cosas seguro consigues sentirte más liberada y relajada.

Quinta pregunta: ¿Hay otros consejos concretos para la vida diaria?
Respuesta: define un plan diario; realizar tareas te levantará el ánimo. Y, si necesitas descansar, deja a un lado las tareas y céntrate en lo que te dice tu cuerpo. Siéntate en un lugar cómodo, escucha tu respiración y date tiempo para recuperar el ritmo.

No te olvides de ti: haz pequeñas pausas y sal de la rutina

Si estás perdiendo la cabeza de tanto estrés, necesitas urgentemente tiempo para ti. Porque tener equilibrio en tu vida también significa pensar en ti.

Trabajo, familia, rutina… y yo, ¿dónde encajo?

Muchas mujeres conocen este problema: terminas tus estudios, te pones a trabajar, puede que te cases y luego vienen los niños. Antes de que te quieras dar cuenta, todos los días están planificados y cada minuto está ocupado. Solo falta una cosa: tiempo para ti. Para hallar el equilibrio adecuado tienes que romper con tu rutina y volver a hacer cosas que te hagan feliz. 

Es mucho más fácil de lo que parece: regálate el contratar a una canguro una vez por semana y ver a tus amigas para tomarte un café, cenar...charlar, pensar en ti. ¿Necesitas más tiempo? Haz la mochila y desaparece un fin de semana en un spa o haz una excursión a la montaña. Aprovecha la tranquilidad para organizar tus pensamientos y recargar pilas.

Tiempo juntos, tiempo para el amor

Reserva un día de la semana que sea solo para ti y tu pareja, y si puedes sería muy bueno buscar algún momento durante el fin de semana  para una cita romántica que rompa con la rutina.

Perfecto para recuperar el equilibrio interior: relaja tu mente en la

Mis momentos de felicidad

Fíjate metas pequeñas: Regálate una sonrisa cada día

Tener equilibrio también significa armonizar contigo misma. Nuestro consejo: colócate ante el espejo cada día y ríete. La risa libera endorfinas ( hormonas de la felicidad) y levanta el ánimo; además, te permite encontrarte con tu yo interior y recuperar fuerzas y energía.

No te limites a soñar.

Hacer realidad un sueño que tengas desde hace mucho tiempo puede ser significativo para tu equilibrio interno. Y es que los sueños se cumplen con mucha más facilidad de lo que piensas. ¿Te encanta el arte y siempre has querido aprender a pintar? Pues planifica una visita a una exposición o un museo una vez al mes en tu tiempo libre. Tener tu propio caballete te ayudará a darle forma a tu sueño en casa. ¿O acaso te encanta el maquillaje? Un pequeño tocador en el dormitorio no ocupa mucho espacio. Experimenta con un cambio de imagen de vez en cuando y demuéstrate a diario lo hermosa que eres. Aquí hallarás más inspiración y consejos para hallar la belleza y el equilibrio interno.
Te recomendamos