Piel mixta

Consejos para cuidar correctamente la piel mixta

Cómo encontrar el punto de equilibrio
La piel mixta es un caso especial. Está formada por dos tipos de piel distintos: en algunas zonas del rostro la piel es bastante seca, mientras que en otras tiende a ser más grasa y con impurezas. Te damos las claves para aplicar los cuidados adecuados a la piel mixta.

Características de la piel mixta

La piel mixta se distingue principalmente por ser más grasienta en la zona T (frente, nariz y barbilla) y entre normal y seca en la zona de las mejillas. Por ello, si tienes la piel mixta, a la hora de cuidar tu piel, tienes que tener en cuenta la particularidad de cada una de esas zonas.

Características de la piel mixta

La piel mixta se denomina así porque está formada por dos tipos de piel: normal-seca y grasa o con impurezas. 

La piel de la zona T, que incluye la frente, la nariz y la barbilla, es más grasienta que la de otras zonas. Brilla y tiende a desarrollar impurezas, ya que las glándulas sebáceas de esta zona del rostro son más activas. En cambio, la zona de las mejillas es normal o incluso seca

Para estimular el restablecimiento del equilibrio hídrico natural de la piel, te recomendamos usar un producto que esté creado expresamente para este tipo de piel.

¿Tendré la piel mixta toda la vida?

Se suele tener la piel mixta durante la juventud, puesto que ésta va evolucionando a medida que vamos cumpliendo años. Así las distintas zonas de la piel de nuestro rostro se van igualando progresivamente volviéndose más secas con los años.

Recupera el equilibrio de tu piel

Si tienes la piel mixta y no utilizas productos específicos para su cuidado notarás que la zona T (frente, nariz y barbilla) se engrasa con rapidez. Pero si por el contrario, no la hidratas a diario para evitar esto mismo, ocurrirá el efecto contrario: la zona de las mejillas se resecará y generará una sensación de tirantez. Por eso es importante

Paso 1: limpiar

Cuidarte el cutis supone todo un reto: la zona T necesita que le ayudes a eliminar grasa con suavidad para evitar la aparición de granos y espinillas, mientras que las zonas secas no pueden perder ni un ápice de hidratación. Es importante ser exhaustivo con la limpieza facial, realizando estsa a diario, pero sin abusar. Así que que no limpies tu piel más de dos veces al día: una por la mañana y una por la noche; de lo contrario, las zonas más sensibles de la piel se secarán aún más. 

Consejo: si notas que las zonas "secas" de tu piel se resecan o incluso se irritan con el gel limpiador que estás utilizando, cámbialo por alguno suave como Aqua Effect Mousse Limpiador Refrescante de NIVEA. Después, tonifica tu rostro y sobre todo la zona T con un tónico facial como NIVEA Tónico Refrescante  que mantiene el equilibrio hídrico natural de la piel y la prepara para el siguiente paso en el ritual de cuidado facial.

Paso 2: cuidar

El principal problema a la hora de cuidar la piel mixtas es evitar que aumente la cantidad de sebo en las zonas más grasientas, al tiempo que las zonas más secas reciben toda la hidratación que requieren, lo que no es tan sencillo como podría parecer. 

Consejo: utiliza una crema ligera con un bajo contenido de aceite y aplícala con moderación en la zona de la frente, la nariz y la barbilla. Es fundamental que la crema aporte una hidratación profunda y, al mismo tiempo, sea de textura ligera. No hay ningún problema en usar la misma crema para ambas zonas, pero recuerda usar una crema que haya sido creada expresamente para tu tipo de piel como, por ejemplo, Cuidado de Día Matificante con Algas Marinas & Hydra IQ. Sin embargo, para la zona del contorno de ojos, es aconsejable utilizar una crema específica para esta zona tan sensible, oftalmológicamente comprobada.

Paso 3: un regalo para la piel

Exfolia tu piel una o dos veces a la semana con el Gel Exfoliante Purificante de NIVEA, por ejemplo. Un producto suave evitará la irritación de la piel y la sensación de tirantez. Céntrate sobre todo en la zona T para eliminar el exceso de sebo y reducir el aspecto brillante de la piel. Si tienes la piel mixta, también puedes incluir un baño de vapor en tu rutina de belleza, ya que esto abrirá los poros y permitirá salir a la grasa contenida en la piel. Después, tonifica y busca un producto que hidrate en profundidad y no engrase tu piel.

Una mascarilla hidratante permitirá a tu piel respirar

¿Sabías que las mascarillas relajantes son muy fáciles de hacer en casa? Una mascarilla a base de limón y yogur tiene un ligero efecto purificador y puede aplicarse en todo tu rostro, también en la zona T, ya que el yogur hidrata sin engrasar la piel.

Consejos para cuidar la piel mixta

  • Receta casera: humedece un disco de algodón en una mezcla de leche y té negro recién hecho y frota suavemente tu rostro con él. Los taninos del té reducen la inflamación cutánea y la leche suaviza la piel.
  • Acude de vez en cuando a un salón de belleza. Las limpiezas faciales profesionales consiguen que la piel luzca más fina durante más tiempo.

Cuidados personalizados para atender las necesidades de la piel mixta

Cambios en la piel mixta a lo largo del año

Maquillaje para piel mixta

¿Tu maquillaje no dura todo el día y tienes que retocarlo varias veces porque la zona T (frente, nariz, barbilla) comienza a brillar rápidamente? Si este es tu caso, es muy probable que si aún no lo sabías, tengas la piel mixta. Descubre cuál es el maquillaje más apropiado para las piel mixta y cómo mantener tu cutis radiante durante todo el día.

Piel bonita con una crema de día con color

Las cremas de día con color son especialmente recomendables para practicar deporte, ya que no obstruyen los poros de la piel. Así, con una crema ligera, puedes renunciar a usar maquillaje o polvos y aun así lucir un cutis uniforme y liso.

La alternativa al maquillaje

Una crema de día con color no solo protege tu piel, sino que también crea un cutis uniforme. CELLULAR Perfect Skin Tratamiento Perfeccionador de NIVEA reduce las imperfecciones de la piel, minimiza visiblemente los poros y reduce las líneas de expresión, logrando al instante una luminosidad natural y un efecto perfeccionador del tono. Si sustituyes el maquillaje por una crema de día con color, aunque ésta cubra algo menos, tu piel recibirá un extra de cuidados.
Te recomendamos...