Aceite bronceador o crema para el sol. ¿Cuál utilizar?

Aceite bronceador o crema para el sol. ¿Cuál utilizar?

Se aproxima el verano y empezamos a pensar en tomar el sol. Pero ¿qué hacemos?, ¿optamos por aceite bronceador o la leche solar para el sol? Lo cierto es que no sabemos muy bien en qué se diferencian ambos productos y la abundante oferta nos confunde. Vamos a resolver tus dudas en este artículo. Por supuesto, antes toca explicar exactamente en qué consiste uno y otro producto.

Por qué elegir el aceite bronceador

El aceite bronceador suele figurar entre los productos cosméticos indispensables para quienes buscan un bronceado saludable y una piel con ese brillo satinado y bonito tan especial que deja esta textura oleosa. Es muy fácil de aplicar sobre la piel y proporciona una agradable sensación de suavidad sedosa. Además, hoy en día podemos encontrarlos con distintos factores de protección solar (FPS) que te aseguran poder adecuarlos a las necesidades de protección necesarias para evitar poner tu piel en riesgo.

Normalmente se aplican con la ayuda de un difusor y por sus características emolientes evitan la evaporación del agua y por tanto, la deshidratación de tu piel. Este último aspecto convierte a los aceites bronceadores en unos estupendos candidatos para quienes presentan piel seca, pues –como decíamos– mantiene la epidermis hidratada.

Nada más aplicarlos sobre la piel, nuestros aceites solares NIVEA SUN resistentes al agua comienzan de inmediato a protegerla de la nociva radiación UV gracias a su sistema de filtros UVA y UVB. Para lograr un bronceado duradero y una protección de larga duración, confía siempre en NIVEA. Dicho todo esto, puedes conocer un poco más las bondades de nuestros aceites solares. Toma nota:

  • NIVEA Sun Protege & Broncea Aceite Solar FP 30. Su fórmula te proporciona una protección UVA/UVB inmediata y altamente eficaz. Es resistente al agua y contiene extracto natural de pro-melanina que estimula el proceso natural de bronceado de tu piel, sin necesidad de utilizar auto-bronceadores. También lo encontrarás con FP 20 NIVEA SUN Protege & Broncea Aceite Solar FP 20. Ambos dejarán tu piel suave, bonita y sobre todo, cuidada.
  • NIVEA SUN Aceite Solar en Spray FP 6. Para las que ya están más morenas, un producto solar de protección más baja, pero también resistente al agua. Con su fórmula enriquecida con Vitamina E y Aceite de Jojoba logra mantener la hidratación de la piel para un bronceado intensivo, uniforme y duradero, cómo no, la deja como la seda.
  • NIVEA SUN Protege & Broncea Aceite Solar en Bruma. Una aplicación muy agradable y que llega a las zonas más inaccesibles. Con una protección solar inmediata UVA/UVB con FP50 y extracto natural pro-melanina te proporcionará un bronceado bonito y uniforme sin necesidad de autobronceador.

¿Y las cremas solares?

Las fórmulas en crema o en leche solar se diferencian de los aceites fundamentalmente por su consistencia o textura. Por tanto, su elección dependerá de las preferencias particulares de cada cual.

Sus principales propósitos son proteger la piel de los daños que provocan los rayos solares, de combatir los radicales libres que envejecen nuestra piel gracias a los antioxidantes que incluyen en sus fórmulas y también de aportar la hidratación que nuestra piel necesita al exponerse al sol, ya que habrás notado que éste causa deshidratación a marchas forzadas. Suelen ofrecer un amplio rango de factores de protección para adecuarse a las necesidades de los distintos fototipos.

En NIVEA te ofrecemos además distintas líneas desarrolladas para elegir la más indicada a las condiciones de tu piel o a tus gustos.

Así, la línea  NIVEA SUN Protege & Hidrata te ofrece 5 beneficios en 1, porque protege tu piel de los rayos UVA/UVB, es resistente al agua y le aporta la hidratación que necesita, dejando una suavidad única. Y además, su fórmula biodegradable minimiza el impacto en el medioambiente.

¿Quieres proteger tu piel y al mismo tiempo conseguir un bronceado bonito y duradero? Entonces la línea NIVEA SUN Protege & Broncea es tu elección porque sus productos combinan la protección solar eficaz con un bronceado duradero y natural, actuando de forma instantánea. Su extracto extracto natural Pro-Melanina es capaz de estimular el proceso natural de bronceado de tu piel sin efecto autobronceador. Si no la conocías, se abre ante ti una oportunidad de oro para hacerlo.

También otra importante diferencia con respecto a los aceites solares es que las cremas o leches solares tienen muy en cuenta las necesidades específicas de tipos de piel más vulnerables como las de los bebés, los niños y también las de la piel sensible o con baja tolerancia al sol. Así, NIVEA SUN Kids Protege & Juega ofrece productos desarrollados específicamente para proteger con eficacia la delicada piel de los niños, son extrarresistentes al agua, y ofrecen formatos para que los niños puedan disfrutar en el agua mientras se protegen de los rayos UVA y UVB.

Para la piel sensible también ofrecemos distintas opciones como NIVEA SUN Sensitive Protección Inmediata Spray Solar FP50+, un buen ejemplo de producto especialmente concebido para proteger la piel de las alergias solares e irritaciones. Su fórmula resistente al agua es ligera, no grasa y sin perfume, y entre sus ingredientes cabe destacar el aloe vera y el licocalcón A, un potente antiflamatorio, calmante y antioxidante. También las tienes disponibles para tus niños.

Y no olvidamos a los bebés, que disponen de su propia leche solar, pues tenemos muy presente que su piel requiere unos cuidados diferentes. Por este motivo, las mamás y los papás preocupados por la delicada piel de sus retoños cuentan con NIVEA Baby Leche Solar para Bebés FP 50+. Podrán usarla partir de los 6 meses de edad y combina filtros orgánicos con minerales.Una suave fórmula con un equilibrado sistema de protección solar, exenta de perfumes y colorantes y, cómo no, extrarresistente al agua. Pero recuerda tomar todas las precauciones posibles con los bebés, porque su piel aún no tiene defensas contra la radiación solar y los daños a estas edades tendrán consecuencias irreversibles en el futuro de su piel.

En suma, la elección entre aceite, crema o leche solar no depende de la seguridad en la protección frente al sol ni de la rapidez en adquirir el bronceado deseado. Depende de lo que más te guste o de lo que te pida tu piel en cada momento. Eso sí, más importante que elegir por su textura es determinar qué nivel de protección necesitas según la intensidad de la radiación UV y del tiempo que vayas a exponerte al sol. Pero esto lo dejamos para otra entrega.