Consejos para un envejecimiento saludable

Consejos para un envejecimiento saludable

El envejecimiento es una realidad inevitable, pero sí es posible envejecer de forma saludable y conseguir que nuestra mente se mantenga en forma. ¿Te apetece algo así? Pues tienes muchas posibilidades de conseguirlo si aplicas a tu día a día ciertos consejos para un envejecimiento saludable.

Por supuesto, es esencial que cuides tu dieta incluyendo alimentos sanos, ricos en vitaminas y antioxidantes, evites el sedentarismo todo lo que te sea posible y descanses las horas necesarias para la actividad que realices.

Aquí queremos ofrecerte algunas pautas más para añadir a lo anterior.

¿Es posible retrasar el envejecimiento?

Por supuesto que sí. Es obvio que cumplir años y hacernos mayores es inevitable dado que es consustancial al hecho de vivir, pero puedes disfrutar de una plenitud física y mental durante más tiempo del que imaginas si adoptas estos consejos.

Ya sabrás que la dieta es fundamental, pero hay mucho más que puedes hacer al respecto:

  • Cultivar y cuidar las relaciones sociales. Es un hecho constatado que las personas que se relacionan más se enfrentan con mayor optimismo al futuro y viven el día a día de manera más intensa. Conversar, reír y compartir es muchísimo más enriquecedor que encerrarse en soledad, especialmente cuando ésta no es voluntaria.
  • Mantenerte ocupado. Tener por delante tareas gratificantes evitará que te aburras o te sientas alicaído o que incluso puedas caer en estados emocionales o psicológicos negativos, que te pueden llevar a la ansiedad o a la depresión. No en vano, muchas personas, tras la jubilación, no saben exactamente a qué dedicar su tiempo. Y sin embargo otras están más activas que nunca. Está en nuestra mano llegar de una manera o de la otra. Lo más ventajoso de este momento al que todos tendremos que enfrentarnos es que el tiempo es de nuestra total propiedad, y podemos organizarlo a nuestro antojo. De esta manera, puedes desarrollar tu ocio entusiasmándote con habilidades ya olvidadas como dibujar, leer y tal vez escribir, tocar un instrumento, viajar, además de realizar manualidades o trabajos de bricolaje, apuntarte a cursos de interés, aprender un idioma, y por qué no, incluso volver a la universidad, entre otras muchas opciones.
  • Por supuesto, desterrar cuanto antes los malos hábitos que aumentan las toxinas en nuestro organismo, como el alcohol y el tabaco, y que nos envejecen a marchas forzadas. Y cómo no, acudir al médico puntualmente cada vez que nuestro estado de salud lo exija o para someternos a revisiones periódicas. El famoso refrán de “prevenir es mejor que curar” aquí aplica más que nunca.

En definitiva, antes de llegar a la tercera edad debemos apostar por el envejecimiento activo que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), podemos definir como “el proceso por el que se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez”. Así que no esperes a que ésta llegue y ponle freno al reloj cuanto antes incorporando hábitos saludables en tu día a día.

Cosmética para la edad de oro de nuestras vidas

Obviamente también debemos prestar atención a nuestra piel, porque ésta refleja hacia el exterior nuestro bienestar y lo jóvenes que nos sentimos por dentro, y puede lucir formidable en todas las etapas de nuestra vida si le prestamos la debida atención. No en vano los expertos coinciden en que una rutina constante de cuidado de la piel es el mejor secreto de belleza.

Y además, si se hace con los productos cosméticos adecuados, se convierte en un auténtico placer para nuestros sentidos, no solo gracias a las texturas, fragancias y sensaciones que los cosméticos de calidad nos aportan, sino también debido al mero hecho de poder dedicarnos un momento de desconexión del mundo exterior para sonreírnos ante el espejo y sentir y acariciar nuestra querida piel, el único órgano que tenemos al descubierto y que tanto nos puede decir de nosotros mismos.

En este sentido, en NIVEA te ofrecemos NIVEA HYALURON CELLULAR FILLER, una amplia gama de productos antiedad para las necesidades de la piel en sus distintas etapas, y cuyas líneas incluyen poderosos ingredientes activos capaces de reponer sustancias que existen en tu propia piel, y que son fundamentales en sus procesos de regeneración, pero que lamentablemente disminuyen con el paso de los años. Dos de los más importantes aliados antiedad de esta gama de cuidado facial son el ácido hialurónico y la creatina, fundamentales en aportar hidratación, volumen y energía a nuestro cutis. Y sus líneas incluyen también otros ingredientes que no es posible aportar desde el exterior, pero sí impulsar a que vuelvan a producirse en nuestra piel cuando su biología natural se va ralentizando, como son el colágeno o la elastina, fundamentales en la firmeza, tersura y estructura de nuestra epidermis y dermis.

En esta amplia gama de productos podrás encontrar todo lo necesario para mimar tu cutis cuando éste comienza a necesitar mayores refuerzos desde el exterior, comenzando por la necesidad de aportar un extra de firmeza y rellenar tus arrugas con la línea NIVEA Hyaluron Cellular Filler Extra Firmeza, continuando con un mayor refuerzo en el volumen y el contorno facial en una fase posterior con su línea NIVEA Hyaluron Cellular Filler Volumen y Contorno, y acabando con una línea específica para la piel madura, que necesita ingredientes activos muy eficaces para trabajar en la elasticidad, el descolgamiento de la piel debido a la gravedad así como en las manchas de pigmentación que delatan nuestra edad o los efectos de una exposición prolongada o excesiva al sol. Todos estos beneficios los encontrarás en la línea NIVEA Hyaluron Cellular Filler Elasticidad & Antigravedad.

Así que, el pasar de forma saludable por la vida, al igual que envejecer dignamente es una cuestión de actitud positiva y de buscar lo más adecuado a cada momento. El célebre científico Albert Einstein lo resumió de manera sublime en su célebre frase, “si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Creemos que no se puede cerrar mejor este artículo.