Imagen
Una hidratante con un ligero toque de color es excelente para equilibrar el tono irregular del rostro. También deberías asegurarte de que contiene un factor de protección solar de al menos 10. Así protegerás tu piel del envejecimiento prematuro.